Imagen referencial de una estación de servicio en Santa Cruz. (Foto: RTP)

Bolivia Digital

El presidente de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), Herland Soliz, aseguró que los precios de los hidrocarburos en el país no se verán afectados por la caída del precio del petróleo.

En las últimas horas circularon en redes sociales comunicados y mensajes falsos en los que se especulaba sobre un ‘gasolinazo’ que presuntamente paliaría las pérdidas del Estado ante la caída del precio del barril de petróleo.

Ante esa situación, la autoridad explicó que la gasolina (Bs 3,74 el litro), el diésel (Bs 3,72), el gas licuado de petróleo (Bs 22,5 la garrafa) y el gas natural vehicular (Bs 1,66 el metro cúbico) mantendrán su valor en el mercado nacional.

“El subsidio a los combustibles es fijo, eso no varía. Por otra parte, debido al confinamiento, la demanda de estos recursos disminuyó aproximadamente en un 50%, tenemos nuestros almacenes llenos (…) Y podemos decir que se garantizará el abastecimiento de los líquidos todo el año”, afirmó en contacto con el programa La Revista, que se transmite por Unitel.

Soliz señaló que si bien el derrumbe de los precios del barril de crudo “es una catástrofe global” que generará pérdidas a Bolivia, proyectó que el país ahorrará también mayores recursos económicos en la importación de combustibles, lo que ayudará a aminorar el impacto.

“Hemos calculado que el barril de petróleo mantendrá su valor alrededor de los $us 20 durante unos tres meses y posteriormente volverá a subir a unos $us 40. Creemos que la caída de los precios del barril nos afectarán en unos $us 700 millones, pero en contraste, los ingresos que tendremos por concepto de ahorro —en la importación de combustibles— será de aproximadamente $us 550 millones”, sostuvo.

Indicó que por el momento, esos ingresos ayudarán a paliar la situación del petróleo en este año.

Planta de Urea

Asimismo, el presidente de la estatal petrolera dijo que el 15 de mayo se reactivará la planta de amoniaco y urea en Bulo Bulo, Cochabamba, y que ya se conversó con el sector de productores del país para viabilizar una medida que contrarreste el impacto de la baja en el crudo.

“Una de las propuestas que tenemos para tratar de reparar el daño que dejará esta crisis es cambiar nuestra urea producida en un mes por alimentos. Es una medida que ayudará a la economía, así como a la parte técnica hidrocarburífera”, aseveró.

El precio del petróleo estadounidense (West Texas Intermediate-WTI) registró ayer una caída récord por debajo de los $us 0 y cerró en la bolsa NYMEX en $us -37 por barril, el peor descenso en la historia.

El desplome del valor del crudo se debe principalmente a la reducción de la demanda de petróleo a nivel mundial, golpeada por la pandemia del coronavirus (COVID-19) y centros de almacenaje casi saturados en el mercado norteamericano.

El hundimiento del precio de este producto ocurre luego de varias semanas de descenso continuo y después de que en años anteriores alcanzó cifras récord: $us 145 en 2008 y $us 114 en 2011.

linkedin