Una Estación de Servicio en territorio nacional. (Foto: Prensa/YPFB)

Bolivia Digital

La estatal Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) informa que garantizará la provisión de carburantes en todo el territorio nacional ante el impacto del aumento en frecuencia e intensidad de las lluvias en todo el país, que genera inundaciones y derrumbes, particularmente en poblaciones del Norte de La Paz, Santa Cruz, Beni y Cochabamba; y, en otras zonas con menor gravedad.

Mediante una nota de prensa oficial, la empresa hace conocer que se toma en cuenta en su planificación, que en el periodo de lluvias se cierran muchos caminos e inclusive carreteras por los derrumbes que habitualmente afectan a parte del territorio nacional.

En ese contexto, para no interrumpir la distribución y abastecer normalmente al norte paceño y Beni, por ejemplo, se prevén vías alternas, que implica cambios en los despachos en las diferentes plantas de almacenaje, en función de la accesibilidad del tránsito a las zonas de emergencia.

Para el norte paceño y las poblaciones benianas, la planta de almacenaje de combustibles de Senkata cuenta con siete (7), cinco (5) y tres (3) días de autonomía para diésel oíl, gasolina especial y gas licuado de petróleo, respectivamente.

De la misma manera, para el caso en las zonas de Chapare, Trinidad, Cobija, Yacuiba, Camiri y otras donde hay antecedentes de inundaciones periódicas y cortes de vía por efecto de emergencias, la Gerencia de Comercialización de YPFB tomó la previsión de contar con stock en plantas de almacenaje para diésel oíl, gasolina especial y gas licuado de petróleo, equivalentes, en promedio, a nueve (9), cinco (5) y tres (3) días de autonomía; en caso de presentarse la emergencia se hará uso de dichas reservas.

YPFB utilizará las reservas existentes de gasolina especial, diésel oíl y gas licuado de petróleo; y si fuera necesario se incrementará el stock de las plantas engarrafadoras y de almacenaje que trabajarán en horarios extendidos y flexibles.

De acuerdo con las exigencias del mercado, las estaciones de servicio administradas por la estatal petrolera atenderán las 24 horas del día en las zonas que resulten afectadas.

“Tenemos actualmente una reserva a nivel nacional de 43.600 metros cúbicos (M3) de diésel oíl (DO), 34.200 M3 de gasolina especial (GE) y 2.200 toneladas (TN) de gas licuado de petróleo (GLP), con un margen de holgura suficientemente amplio para satisfacer y sobre todo garantizar la demanda nacional ante los embates climatológicos que se originan durante la época de lluvia”, afirmó el presidente ejecutivo de YPFB, Wilson Zelaya.

Agregó que para el periodo de lluvias —comprendido entre enero y marzo— no se proyecta un incremento sustancial en la demanda de combustibles, tomando en cuenta que actualmente se tiene un requerimiento a nivel nacional programado promedio por día de 5.320 M3 de diésel y 5.650 M3 de gasolina y 111.500 garrafas diarias.

linkedin