Movilizaciones registradas en la extranca de Senkata el 1 de mayo. (Foto: Archivo)

 

Eliana Uchani / Bolivia Digital

Los vecinos de Senkata, Puente Vela del distrito 8, Río Seco, San Roque del distrito 14 y otras zonas conflictivas de la ciudad de El Alto identificaron a los “agitadores políticos”, que no pertenecen a esas lugares. Los denunciaron a la Policía para que asuma las acciones correspondientes.

El director de la Fuerza Especial de Lucha contra el Crimen (FELCC) de la urbe alteña, coronel Walter Sosa, informó que los sujetos fueron denunciados por los mismos vecinos, quienes, además, presentaron grabaciones y otras pruebas en las que se los identificó.

“Los mismos vecinos han denunciado y proporcionado imágenes de estos individuos que no viven en estas zonas. Son agitadores políticos, entre varones y mujeres, que están siendo pagados para generar conflictos”, declaró la autoridad.

Tras la convocatoria que hizo el Movimiento al Socialismo (MAS) a un petardazo y cacerolazo el 30 de abril y el 10 de mayo, se registraron conflictos en las zonas de los distritos 8 y 14 de la urbe alteña. Entre sus demandas exigieron la flexibilización total de la cuarentena, la renuncia de la presidenta Jeanine Áñez y el pronto desarrollo de las elecciones presidenciales.

Investigación

Sosa dijo que, de acuerdo con la investigación de la Dirección de Análisis Criminal e Inteligencia (DACI), se identificó a los instigadores de los conflictos, además de los actos violentos en los que participaron.

Se trata de grupos conformados por 20 a 30 personas que se desplazan en bicicletas, encienden fogatas, promueven bloqueos y luego se dispersan, según versiones de los vecinos. Generalmente se trasladan en la noche con mochilas en las que llevan los petardos y otros elementos, además se contactan con los vecinos para provocar conflictos.

“Con la ayuda de las cámaras de vigilancia y las imágenes que proporcionan los mismos vecinos, se logró identificar a estos grupos y estas personas que andan buscando conflictos”, informó el jefe policial.

Modus operandi

Sosa indicó que, con base en las declaraciones de los vecinos y los agentes de la Policía, se logró identificar la forma en que actúan estas personas.

Los instigadores operan por la noche, se concentran de forma recurrente en el sector Senkata, Río Seco, San Roque, Lagunas y otras zonas. Tras su arribo convocan a los dirigentes de las zonas o a los vecinos de base para que instalen puntos de bloqueo bajo el pretexto de que “el hambre no espera”.

Además, observaron que estos son los que distribuyen los petardos, en algunos casos entregan palos para amedrentar a las personas que protestan en contra de la movilización.

 

linkedin