El TSE envió el lunes a la Cámara de Diputados el proyecto de ley que elimina los recursos económicos destinados al "fortalecimiento público" que sirve para financiar la campaña de los partidos políticos. (Foto: Opinión)

Bolivia Digital

El Tribunal Supremo Electoral (TSE) envió el lunes a la Cámara de Diputados el proyecto de ley que elimina los recursos económicos destinados al «fortalecimiento público» que sirve para financiar la campaña de los partidos políticos.

El presidente de la Comisión de Constitución de la Cámara Baja, Víctor Borda, confirmó esa información y agregó que ese proyecto será debatido en esa instancia en el transcurso de esta semana y que es su comisión la que debe aprobar la normativa, para luego pasar al pleno.

“Si lo enviaron, debe ser remitido a la comisión de Constitución en Diputados, ya que esta es la comisión competente para tratar ese proyecto. Estamos a la espera de que el proyecto llegue a la comisión. El tratamiento puede ser inmediato, ni bien llegue a la comisión se hará su tratamiento correspondiente”, manifestó Borda en contacto con este medio.

El presidente del Órgano Electoral, Salvador Romero, confirmó que los partidos políticos acordaron no usar los recursos para la campaña electoral, que ascienden a alrededor de Bs 35 millones y que sean destinados para coadyuvar con las tareas de la emergencia sanitaria del COVID-19.

“Se trata de una situación extraordinaria, porque extraordinarios son estos tiempos, marcados por un muy grave deterioro de las variables económicas como consecuencia de los efectos de la pandemia del coronavirus. Es una hora que exige desprendimiento y sacrificios”, afirmó Romero.

La norma

El artículo 2 del proyecto de ley señala que estos recursos deben ser asignados a los hospitales de segundo y tercer nivel que están atendiendo a los pacientes con coronavirus.

“Los recursos económicos de fortalecimiento público de la elección general 2020 serán transferidos al Ministerio de Economía, y estos a su vez serán asignados a hospitales de segundo y tercer nivel que están a cargo de la atención de la pandemia COVID-19 para equipamiento y adquisición de materiales e insumos de bioseguridad”, señala el segundo artículo del anteproyecto.

Al respecto, el diputado Gonzalo Barrientos, de Unidad Demócrata (UD), expresó su acuerdo con eliminar esos recursos destinados a los partidos políticos. Sin embargo, el legislador insistió en que primero se debe modificar la fecha de las elecciones, establecidas para el 6 de septiembre.

“Primero se debe evitar que la salud de los bolivianos esté en riesgo. El problema es que el tribunal electoral masista quiere hacernos votar cuando el pico de contagios sea alto”, cuestionó.

Modificación

Por otra parte, Barrientos señaló que se debe modificar el Artículo 76 de la Ley 1096 de Organizaciones Políticas para que se pueda viabilizar la transferencia de esos recursos a la lucha contra el COVID-19.

La Ley de Organizaciones Políticas, en su artículo 76 manda al TSE a incluir, en el presupuesto para el proceso electoral correspondiente, un 20% adicional sobre el total presupuestado en las últimas elecciones generales, es decir 2014, dinero que deben destinar “al fortalecimiento público en período electoral”, que es el pago a los medios para la emisión de propaganda.

linkedin