Periódico Bolivia

El presidente francés, Emmanuel Macron, anunció un toque de queda en París y otras ocho áreas metropolitanas en estado de máxima alerta por la pandemia ante el agravamiento de la situación hospitalaria en amplias zonas del país.

El toque de queda será desde las 21.00 a las 06.00 (hora local) y comenzará a partir del próximo sábado, con una duración inicial de cuatro semanas ampliables a seis, detalló el Presidente en una entrevista televisiva.

El objetivo de la medida es frenar el crecimiento de los contagios, a fin de que el actual ritmo pase de los aproximadamente 20 mil diarios al nivel de 3.000-5.000, añadió. Macron aseguró que un reconfinamiento general de la población, como el vivido la pasada primavera, “sería desproporcionado”, por lo que el toque de queda “es una medida pertinente”.

“No se podrá ir al restaurante después de las 21.00, no se podrá ir a fiestas a casa de los amigos”, explicó el Mandatario, quien adelantó que habrá controles policiales y multas para los infractores, igual que un sistema de autorizaciones para quienes tengan que salir por trabajo o motivos ineludibles.
La situación es especialmente seria en la región de París (Isla de Francia), donde el índice de casos positivos es de 320,9 por cada 100 mil habitantes.

linkedin