Una lectura de los resultados de la última encuesta de la Fundación Jubileo apunta a una segunda vuelta entre Carlos Mesa, de Comunidad Ciudadana (CC), que obtuvo el 26,8% de los votos, y Luis Arce, del Movimiento Al Socialismo (MAS), con 33,6% de preferencia electoral. Lo llamativo de este estudio es el alto porcentaje de los indecisos, que llegan a 9,9%, y serán clave para definir la disputa por la presidencia del país.

Gane quien gane, el elegido no tendrá vía libre para gobernar con mayoría en el Congreso, porque aparece un tercero que deberá dirimir las votaciones para aprobar leyes. Pese a que está en tercer lugar con el 13,9% de la votación, Luis Fernando Camacho, de Creemos, tendrá el voto de oro en la Asamblea Legislativa Plurinacional. El resto de los candidatos de las diferentes tiendas políticas registran menos del 3% y corren el riesgo de perder sus siglas. En pocas palabras, de acuerdo con los estudios de opinión, no tienen siquiera posibilidades de obtener un representante en el Parlamento.

A este paso, Arce puede beneficiarse del voto en el extranjero para evitar una segunda vuelta, mientras que Mesa requiere apelar a los indecisos. No obstante, en una virtual segunda vuelta, el candidato de CC lograría una victoria con el 43,8% sobre el postulante del MAS, que tiene 38,0%, de acuerdo con la encuesta.

 Pese a todo, queda poco más de una semana para el día de la votación y los candidatos deberán sincerarse con los electores y asumir el compromiso de trabajar honestamente por Bolivia para ganarse la confianza de los ciudadanos.

linkedin