Lionel Messi en La Paz. (Foto RRSS)

Ghilka Sanabria P. /Bolivia Digital

La selección argentina se encuentra desde ayer en tierra boliviana, para enfrentar a nuestro seleccionado mañana, desde horas 16:00 en el estadio “Hernando Siles” de Miraflores, en partido sin público y televisado para gran parte del mundo porque estará vistiendo la “albiceleste” el archiconocido y famoso Lionel Messi, el “10” perfecto para muchos.

Ayer domingo, después de realizar la última práctica en el predio de Ezeiza, los hombres dirigidos por Lionel Scaloni tomaron el vuelo hacia La Paz y llegaron 48 horas antes del lance, con la estrategia de aclimatación a la “temible altura”.

Aún pesa en la historia del fútbol argentino aquel  1° de abril de 2009, cuando Bolivia le endosó 6 goles contra 1 a la selección dirigida, en ese entonces por Diego Armando Maradona, y también con el aporte en cancha de Lionel Messi.

En aquella oportunidad como el 28 de marzo de 2017 cuando vencimos por 2 a 0, y otras tantas visitas que dejaron empates e incluso derrotas para la “verde”, el rival de hoy siempre puso por delante al “fantasma” de los 3.600 metros de altura de La Paz, antes que a la habilidad de los rivales.

Estos días la situación no es diferente, tanto así que la crítica del fútbol del vecino país cataloga de “expedición” el viaje de Messi y sus compañeros a la Sede de Gobierno de Bolivia.

Entre revisiones médicas y estricto sigilo, esta mañana, el equipo se trasladó  a la zona de Achumani donde efectuó práctica en el complejo de The Strongest.

Para el mediocampista, Rodrigo de Paul, el jugar en La Paz “le ayudará a crecer”, por el desafío de la altura y porque nuevamente se apunta a ganar una copa mundial, esta vez en Catar.

DRONES

Sin embargo, se levantó polémica porque en la práctica aparecieron drones sobre el cielo de Achumani.

Según el periodista Hernán Castillo de TNT Sports, “dos drones sobrevolaron en la cancha de The Strongest la tarde de hoy y el técnico Scaloni, determinó dar por terminada la práctica”.

Se retiraron luego al hotel que los aloja bajo un gran cordón de seguridad que se dispuso para evitar a los aficionados y al periodismo.

Argentina es un gran equipo y delicia para los fanáticos es ver jugar a Messi. Mañana el país entero tendrá los ojos puestos en ese partido. El rendimiento de Bolivia será material para otra historia.

linkedin