El director del Sedes La Paz, Ramiro Narváez, en conferencia de prensa. (Foto: Sedes La Paz)

Bolivia Digital

El director del Servicio Departamental del Salud (Sedes) La Paz, Ramiro Narváez, pidió a los actores políticos que piensen en los pacientes que se encuentran en los centros médicos, los cuales necesitan oxigeno y medicamentos para el COVID-19 y otras enfermedades.

“Nos hemos reunidos todos para pedir de manera clamorosa a todos los actores políticos que depongan mezquindades y que piensen en los pacientes que atendemos en los hospitales, que piensen en los niños, en las mujeres embarazadas, en los ancianos, en toda la gente que sufre día a día este embate de la pandemia”, afirmó.

Hizo hincapié en la actual situación que se vive, calificándola de dramática, ante la intolerancia y mezquindad de los políticos que han puesto en grave situación al departamento y a la ciudad de La Paz, primando antes que la salud de las personas.
Narváez acompañado de los Directores de Hospitales de Tercer Nivel, mostró la actividad que se fue desarrollando durante estos 5 meses desde el primer reporte de un caso positivo de la pandemia en el departamento de La Paz, mostrándose que el sistema de salud no estaba preparado para esta enfermedad.

“Todo lo que hemos vivido este fin de semana, producto de la precariedad, de la falta de insumos, de la falta de oxígeno, realmente a generado mucho dolor y mucho luto a nuestro sector salud y a nuestra ciudad de La Paz y Bolivia en su conjunto, pero el dolor que sentimos hoy día nos hace fuertes, nos revitaliza”, continuó.

La autoridad señaló que al momento son prácticamente 3.000 trabajadores de la salud que fueron víctimas del COVID-19, constituyéndose en el 75% de los afectados entre los trabajadores de primera línea.

“A pesar de ello, todos los trabajadores de la salud de nuestro departamento, han demostrado su compromiso y entrega absoluta y se han convertido en el personal de primera línea con los militares y los policías”, puntualizó.

Agregó que el personal de salud está comprometido con la vida y la salud y que todo el esfuerzo y trabajo se traduce en el servicio a la gente, “que estamos dispuesto a dar nuestras propias vidas, nuestro mayor esfuerzo en la lucha contra la pandemia”.

Narváez espera que en las próximas horas el diálogo prime y que pueda llegar el oxígeno a los hospitales ya que todos los hospitales están en peligro inminente de falta de oxígeno, además que todos los hospitales han sido diezmados por la pandemia al personal de salud, y pesar de ello el compromiso por la vida y la salud se revitaliza.

linkedin