Periódico Bolivia

En el marco de las investigaciones que realiza la Comisión Mixta de la Asamblea Legislativa sobre los hechos violentos ocurridos en noviembre de 2019 en las regiones de Senkata (El Alto) y Sacaba (Cochabamba), el viceministro de Seguridad Ciudadana, Wilson Santamaría, declaró como testigo y afirmó que tiene la conciencia tranquila y las manos limpias sobre su rol como autoridad en esas jornadas.

“He entregado decretos supremos y resoluciones legales que respaldan el ejercicio de mis funciones y tengo la conciencia tranquila y las manos limpias de haber generado, incluso hasta el pasado domingo, una jornada tranquila. Mi declaración está ahí, cuando sea necesario acudiré a cualquier convocatoria. Hoy (por ayer) he asistido porque el que nada tiene nada teme”, aseguró.

Remarcó que las actas firmadas permitieron desmovilizar a cientos de personas que protestaban en las calles tras la renuncia de Evo Morales.

Por otra parte, presentó el material original de un audio que había sido montado, y difundido por la periodista mexicana Alina Duarte para desinformar a la población.

“Ella ha pretendido desinformar y causar malestar con los miembros de las Fuerzas Armadas. Ese video (del audio) no traduce o no pone el texto correcto del intercambio de palabras”, dijo.

“Estos son los que han metido bala”, dice el subtítulo de las palabras que supuestamente expresó el ministro de Gobierno, Arturo Murillo, en alusión a los militares, cuando en realidad en el audio original señala: “A estos son a los que les han metido bala”.

“El video viene de esa periodista y activista política de izquierda. Ella no hace periodismo independiente, sino con clara opción política”, apuntó.

linkedin