Bolivia Digital

El departamento de Santa Cruz aportará al Sistema Interconectado Nacional (SIN) 108 megavatios (MW) de energía eólica con los proyectos en desarrollo en las localidades de Warnes, San Julián y El Dorado.

La Empresa Nacional de Electricidad (ENDE) Corporación ejecuta el Proyecto Eólico Santa Cruz, que tiene la finalidad de generar energía limpia, aprovechando la fuerza del viento a través de enormes aerogeneradores.
Este emprendimiento desarrollado en las tres localidades cruceñas se constituye en la más importante del país con una potencia total de 108 MW, tomando en cuenta que la de Qollpana, en Cochabamba, tiene una capacidad de 27 MW en sus fases I y II ya concluidos.

El anterior viernes, un equipo técnico y plantel ejecutivo, encabezado por el presidente de ENDE Corporación, José Kreidler Guillaux, realizaron una inspección al avance de obras del Parque Eólico Warnes, considerando que en este momento los aerogeneradores se encuentran en etapa de montaje.

La altura de torre de los 30 aerogeneradores que se instalarán en todo el proyecto en Santa Cruz es de 120 metros que se distribuyen en: Warnes con 4, San Julián contará con 11 y El Dorado con 15. La potencia de generación de cada aerogenerador es de 3,6 MW, por lo que entre los 3 parques inyectarán al SIN un total de 108 MW.
El Parque Eólico de Warnes generará 14,4 MW, San Julián 39,6 MW y El Dorado 54 MW.

En diciembre de 2019, ENDE informó sobre el arribo y descarga de 13 aerogeneradores al puerto Jennefer, en el sureste de Santa Cruz, provisto por la empresa Vestas Mediterránea A/S, a través de la Hidrovía Paraguay-Paraná, con destino a la construcción de los tres parques eólicos.

ENDE destacó el puerto Jennefer porque este permite la movilización de carga tanto de exportación como de importación, siendo un puerto soberano, de categoría internacional y que opera bajo normas bolivianas.
La compañía estatal informó que la faena de transporte del equipamiento —desde el puerto Jennefer— fue compleja dadas las dimensiones de los componentes, ya que cada una de las aspas mide 67 metros de largo, lo que demanda la utilización de vehículos con las longitudes y capacidades adecuadas, adicionando también los contratiempos ocasionados por la pandemia del coronavirus que azota al país.

linkedin