Los casos de contagio se incrementan diariamente en el país. (Foto: Archivo)

Gabriela Ramos/Bolivia Digital

El jefe nacional de Epidemiología del Ministerio de Salud, Virgilio Prieto, señaló que según las proyecciones de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) y otras entidades, el pico más alto de contagios de coronavirus (COVID-19) se registraría los últimos días de mayo o hasta el 30 de junio.

“No hemos llegado al pico. De acuerdo con todas las proyecciones —las que hicimos nosotros, la OPS y también (la Universidad de) Singapur—, el pico se presentaría entre fines de mayo y mediados de junio. La de la OPS es de menor expectativa y da una proyección (de que el pico se presente) más o menos hasta el 30 de junio», informó la autoridad durante su participación en el programa “Primero la verdad”, de Bolivia TV.

Prieto explicó que Bolivia aún no se encuentra en una situación de expansión acelerada del virus, pero esto se debe a que la situación se logró controlar en varios departamentos, toda vez que no tienen un gran registro de casos, “primordialmente La Paz, que tiene un peso poblacional muy importante”.

Sin embargo, Prieto manifestó que Beni “ya entró en la fase 4 (de expansión comunitaria). El virus se esparció por toda Trinidad (la capital del departamento) y está afectando a otros municipios”.

Hasta el sábado, Bolivia registró 5.915 casos positivos, de los cuales la mayoría se encuentran en Santa Cruz y Beni.

Prieto dijo que hay la probabilidad de que esta cifra se acerque a 10 mil hasta fin de mes, toda vez que a nivel nacional los casos de coronavirus se duplican cada siete días en promedio, mientras que en Santa Cruz y Beni esto sucede cada cuatro días.

Alertó de que las previsiones señalan que en Bolivia se registrarán alrededor de 28 mil a 30 mil casos en el pico, y cerca de 800 fallecidos.

Por ello, recomendó a la población cumplir las medidas de bioseguridad, es decir, usar barbijo, mantener el aislamiento social y toser en la cara interna del codo para evitar que la curva de casos se descontrole como ocurrió en Beni y Santa Cruz.

La autoridad explicó que uno de los factores que incidió en el incremento desmedido de casos en ambos departamentos fue que la cuarentena se fue incumpliendo paulatinamente, aunque ponderó que gracias al 80 u 85% de las personas que sí acataron la medida se pudo contener el brote.

Además, refirió que en Beni no se hizo una valoración oportuna de casos, ya que aquellos que presentaban solo tos o fiebre fueron descartados, y solo cuando se ordenó que también se los tome en cuenta, los casos aumentaron.

linkedin