César Salinas confiesa que a ratos le dan ganas de dar un paso al costado. (Foto: APG)

Para César Salinas, el fútbol nacional es muy problemático porque hay dirigentes que no se contentan con nada y que por ello en algún momento pensó en tirar la toalla.

“Es muy problemático esto del fútbol, hay dirigentes que no se contentan con nada, a veces me dan ganas de irme”, afirmó el presidente de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF).

En la actualidad, el principal problema está relacionado a los derechos de televisión. “Hay presidentes de clubes que opinan sin haber leído el estatuto, que da plenas facultades al Comité Ejecutivo de la Federación para hacer una licitación abierta y pública por una cuestión de transparencia, pero objetan todo lo que dicen las normas y así no se puede trabajar”.

Pero indicó que tiene un compromiso de trabajar para mejorar el fútbol boliviano. “Me propuse hacer gestión en estos cuatro años y estamos trabajando en eso; por ejemplo, en enero y febrero del próximo año, pase lo que pase, comenzaremos a construir la Casa de la Verde”, anunció.

Salinas fue elegido en abril de 2018 en el Congreso Ordinario de la FBF, que se realizó en Santa Cruz, y su mandato finaliza en 2022. Se excusó de hablar de una posible repostulación al cargo.

En cuanto al objetivo deportivo, señaló: “Estamos trabajando para que la Selección tenga las condiciones para desarrollar una buena preparación con la premisa de cumplir una destaca campaña en las Eliminatorias y clasificar al Mundial Catar 2022”.

Sin pretender entrar ni crear polémica, Salinas enfatizó: “Hay un tema de regionalismo que no se lo dice abiertamente, pero en base a declaraciones y actos se pone de manifiesto”.

linkedin