El jefe nacional de la Unidad de Epidemiología del Ministerio de Salud, Virgilio Prieto. (Foto: ANF)

ABI

El jefe nacional de la Unidad de Epidemiología del Ministerio de Salud, Virgilio Prieto, instó a asumir una responsabilidad personal y de grupos sociales para evitar más muertes en Bolivia con COVID-19, después de que durante las últimas semanas se registraron decenas de fallecidos por el virus cada día.

«Queremos decirle a la población de que, si no asumimos una responsabilidad personal o de grupos sociales, lastimosamente, el mes de agosto podemos contar muchos más fallecimientos», alertó.

Prieto recordó que, en los primeros meses de la pandemia, Bolivia sorprendía incluso a nivel internacional  porque el virus no se expandía a la misma velocidad que en los países vecinos, pero ahora esta situación cambió.

Agregó que «peligrosamente nos acercamos» a una situación similar a la que se registra en naciones vecinas, pese a que se pretende controlar una mayor expansión de COVID-19 asumiendo, desde el Ministerio de Salud y el Gobierno, todos los esfuerzos necesarios para mejorar las condiciones para atender la emergencia sanitaria.

Sin embargo, según una pasada declaración de Prieto, de nada servirá la ampliación de la capacidad del servicio de salud si continúan las protestas sociales, en las que no se respeta las medidas de bioseguridad, como el distanciamiento social para evitar la propagación del coronavirus.

En los últimos días, sectores sociales afines al Movimiento Al Socialismo (MAS) reactivaron sus medidas de presión en medio de la pandemia y esta vez en demanda de que las elecciones se realicen el 6 de septiembre y no el 18 de octubre, como definió el Tribunal Supremo Electoral (TSE).

Hasta anoche, Bolivia registró 76.789 casos positivos de COVID-19 en lo que va de la pandemia y 2.977 personas fallecidas por esa enfermedad. El virus, de acuerdo con datos del Ministerio de Salud, ahora se está propagando a mayor velocidad en regiones del occidente boliviano, como La Paz y Cochabamba.

linkedin