Las actividades en la ciudad de El Alto son prácticamente normales pese a la cuarentena. (Foto: Humberto Pacosillo)

Erika Ibargüen A. / Bolivia Digital

El jefe de la Unidad de Epidemiología del Ministerio de Salud, Virgilio Prieto, señaló que se debe hacer un «pacto de unidad» para salvar la vida de las personas, ante el desacatamiento de la cuarentena total por temas políticos y otros que empañan la lucha contra el coronavirus.

“Se tiene que hacer un pacto de unidad por la vida de las personas, este no es el momento de velar por uno mismo o por intereses sectoriales o políticos. Este es el momento en el que debemos unirnos, porque la muerte está en nuestras puertas, la muerte está en todas partes. Podemos ver de más cerca lo que pasa en Beni y Santa Cruz», afirmó.

El funcionario lamentó lo que sucede actualmente en algunas regiones del país, donde se destacan las medidas establecidas para evitar la propagación del virus.

«El comportamiento de la ciudadanía en los mercados de La Paz y El Alto es tan desastrosa que si llegan más casos de coronavirus la situación se hará incontrolable”, indicó en una entrevista con Unitel.

El comentario de la autoridad se debió a las imágenes que muestran diferentes medios televisivos donde se ve la aglomeración de personas, tanto vendedoras como compradoras, que asisten sin medidas de bioseguridad y sin cumplir la fecha de salida de acuerdo a su último dígito de cédula de identidad; además de los vehículos particulares, pero también de otros, que realizan servicio público pese a la ordenanza de cumplir estrictamente una cuarentena.

“De nada sirve el esfuerzo de algunos por quedarse en casa si otros combaten esta medida y salen a la calle sin control. Todo el mundo está enfrentando esta situación, pero solo en nuestro país se da estos comportamientos de luchar en contra las medidas que se dictan», condenó.

Prieto reconoció, sin embargo, que más del 80% de la población cumple disciplinadamente las medidas, pero que existen sectores que no lo entienden y en una situación como esta atacan, no solo a los médicos, sino también a los policías.

“No estamos comprendiendo la magnitud de este daño, que está haciendo estragos en todo el país y más aún en Beni y Santa Cruz», afirmó.

Agregó que la próxima semana la urbe alteña ingresará en una cuarentena flexible y que es necesario coordinar con la población para que se cumplan las medidas de bioseguridad estrictamente.

linkedin