Presidenta constitucional de Bolivia, Jeanine Añez Chávez, durante su visita a San Ignacio de Velazco (Santa Cruz). (Foto: El deber digital)

Bolivia Digital

La presidenta constitucional de Bolivia,  Jeanine Áñez , durante su visita a San Ignacio de Velasco (Santa Cruz), uno de los sectores más afectados por los incendios forestales, abrogó el Decreto Supremo 3973 que permitía las quemas controladas, además declaró emergencia nacional para la atención de la Chiquitanía.

“La atención del incendio como emergencia nacional nos permitirá, actuar sin trabas burocráticas y movilizando todos los recursos para que el fuego no avance (…) y así nosotros tengamos la opción de cuidar a nuestra flora y nuestra fauna. El decreto también abroga esa norma de Evo Morales  (DS 3973) que autorizaba las quemas”, aseguró.

Observó la doble moral del expresidente Evo Morales que “mientras frente a organismos internacionales manifestaba el cuidado de la madre tierra; en el país, durante la emergencia, la madre tierra no le importaba”.

Asimismo recordó que hace meses, se demandó ante el Tribunal Constitucional la norma de Morales que permitía las quemas; sin tener respuesta positiva. “Ahora Dios nos ha permitido estar en el Gobierno, y abrogamos el DS 3973”, remarcó.

Anunció que el ministro de Defensa, Fernando López, se trasladará hasta el sector de la Chiquitanía con todo su equipo para combatir y frenar los incendios; previa coordinación con autoridades de municipios, Ministerio de Medioambiente y Agua, ABT y Sernap.

Reflexionó acerca de lo que significa “trabajar en crisis”; hizo referencia a que cuando asumió el mando del país, tuvo que frenar una crisis política y social muy grave. Luego debió enfrentar la crisis por la pandemia del coronavirus y encima de ese mal momento que se vivía, también tuvo que afrontar una crisis política; que también fue frenada.

“No nos rendimos, no nos cansamos”, aseguró a tiempo de afirmar que el compromiso del Gobierno es con todos los bolivianos. “Hemos hecho esfuerzos y todavía nos falta. Hemos equipado  hospitales, llevado ambulancias a los diferentes municipios (…)”

Remarcó que “quedó atrás la prioridad de hacer canchas; sin que esto signifique que el deporte no sea importante. Pero ahora nos damos cuenta que si no tenemos salud, no podemos ir a jugar a esas canchas”, aseguró.

Finalmente, volvió a pedir a la Asamblea Legislativa que  libere los créditos internacionales para combatir la crisis  y seguir ayudando a los bolivianos con la entrega de bonos.

“Hemos ofrecido al pueblo boliviano el Bono Salud que está pendiente en la Asamblea Legislativa. Esperamos que los parlamentarios del MAS  se pongan la mano al pecho y que piensen en la familia boliviana; sobre todo en la gente que más lo necesita (…)”, dijo.

Hasta la primera semana de septiembre de 2020, según la ABT, las áreas afectadas por incendios forestales en Bolivia alcanzaron las 598.716 hectáreas. Mientras que, hasta similar período de 2019, las hectáreas quemadas sumaban 2’161.414.

linkedin