Presidenta constitucional Jeanine Áñez durante su visita al departamento de Tarija. (Foto: Prensa Palacio)

Bolivia Digital

La presidenta Jeanine Áñez, concluyendo su visita al departamento de Tarija, presentó este viernes siete licitaciones para obras de agua potable y alcantarillado que beneficiarán a barrios periurbanos de Cercado, además anunció la inversión de Bs 7 millones para la construcción de centros de salud en diferentes municipios.

“Tarija le ha dado tanto a Bolivia y tanto tiempo de olvido no es justo (…) nosotros estamos de paso, este tipo de obras para beneficiar a 53 barrios es lo que va a quedar, es la satisfacción que uno siente por haber hecho acciones buenas por los hermanos bolivianos y si Dios nos lo permite, lo seguiremos haciendo”, expresó durante su intervención en la entrega de licitaciones para Cercado.

Recordó que durante su gestión tuvo que soportar la crisis del COVID-19 y las consecuencias económicas que acarreó el paralizar la economía de  todo el país; además de no contar con los recursos necesarios para colaborar a las familias.

“El traer 7.500 puestos de trabajo en el área de Salud, en un país que no tiene muchas condiciones, traer 500 terapias y mil camas a los hospitales, fue un gran esfuerzo que nosotros hicimos en tanta necesidad y sin recursos económicos; falta mucho más, el gobierno que venga tendrá que continuar el trabajo que nosotros comenzamos porque tenemos derecho a ser atendidos de una manera digna cuando tenemos una enfermedad (…)”, dijo.

Reconoció el sacrificio que significó para los bolivianos el haber tenido que someterse a una cuarentena y no salir de la casa. “Yo como madre y mujer también lo padecí y aunque la enfermedad aún persiste, ya sabemos cómo controlarla”.

Mencionó que como Gobierno supieron llegar a los municipios para coadyuvar en sus necesidades; a las familias asistieron con los bonos, que “si bien no fueron suficientes, por lo menos aliviaron de alguna forma los momentos de penuria y desesperación”.

BENEFICIO PARA LA SALUD

La Primera Mandataria también estuvo en la localidad de San José de Charaja, del municipio de Uriondo (Tarija), donde anunció la firma de un convenio con la Gobernación de ese departamento,  para la construcción de centros de salud con una inversión de Bs 7 millones.

“Cuando la pandemia estaba en su pico más alto, todos sentimos desesperación. Sé que fue terrible para ustedes buscar y tener que recurrir a centros de salud para ser atendidos y no tener muchas opciones”, reflexionó la Presidenta.

Dijo sentirse muy contenta no solo como boliviana, sino también como madre de familia al anunciar la construcción de centros de salud.

“Hemos tenido una época demasiado dura con tantas crisis, necesidad y desesperación por la falta de recursos económicos y también por la falta de hospitales y centros de salud para ser atendidos; pero como Gobierno hemos muchos esfuerzos y puedo decirles que se ha hecho en salud, más de lo que se ha hecho en décadas en nuestro país”, afirmó.

Tarija es uno de los departamentos de Bolivia que más padece el registro de contagios diarios de COVID-19 y de forma consecutiva, hace más de un mes, encabeza (junto con Santa Cruz), la cantidad de casos confirmados, que al momento llega a 15.163, casi el 12% del total de país. Tasa alta considerando la población de este departamento a nivel nacional,  sólo alcanza al 4,2%.

La Presidenta Áñez  recomendó en Tarija, que se tenga sumo cuidado en conservar los hábitos de bioseguridad: lavado de manos, uso de barbijo, distanciamiento social y cuidado en la alimentación y limpieza; para combatir a “este enemigo invisible que aún sigue acechando”.

RECOMENDACIÓN PARA EL DOMINGO

Finalmente, la Presidenta Constitucional de Bolivia, recomendó: “este domingo, no lo olviden, queremos paz para Bolivia, vayamos a las urnas como nos corresponde, cumplamos con la patria de manera pacífica».

linkedin