William Kushner tras culminar una de sus audiencias por el caso de feminicidio de Andrea Aramayo. (Foto: APG/Archivo)

Giovana de La Cruz/ Periódico Bolivia

Ayer se conoció el texto íntegro de la sentencia que condena a William Kushner a 30 años de prisión por el feminicidio, en 2015, de Andrea Aramayo.

A Audalia Zurita, abogada del acusado, le sorprende que, al solo conocerse la parte dispositiva de la sentencia, dictada el pasado 24 de septiembre, las abogadas de la parte acusadora hayan ido anunciando una serie de pruebas en distintos medios de comunicación, como la declaración de Laureana Tórrez (entonces mesera de club Mongo’s) o las pericias extraordinarias que la defensa de Aramayo habría presentado.

“Salvo que las abogadas de la acusación particular sean adivinas, no existe forma de que esta sentencia tuviera tanta coincidencia con esos anuncios. Eso se llama sentencia pactada”, aseguró Zurita al periódico Bolivia.

Afirma que su defendido es víctima de la mala administración de la justicia, quien se habría ensañado con él a raíz de la presión ejercida por algunos grupos.

Zurita expresa su crítica a la valoración del Tribunal, plasmado en el texto íntegro de la sentencia, calificándolo como subjetivo, deficiente y que basa sus apreciaciones en la declaración de la entonces mesera del club Mongo’s.

Amigos y familiares piden justicia para William Kushner en afueras del Ministerio de Justicia. (Foto: Wara Vargas/Bolivia)

PAPEL DE TESTIGO CLAVE

“La señorita Laureana Tórrez no se ha retractado nunca, no ha sido nuestra testigo, nosotros jamás hemos dicho que la señorita Aramayo se hubiera agarrado del vehículo (…), nosotros hemos acreditado que no existe una sola evidencia de que se hubiera recogido en el vehículo del señor Kushner que aseguren que la señorita Andrea se hubiera agarrado”, dice Zurita.

Por lo tanto, asegura que no podría ser correcta la declaración de Tórrez. Además, aclara que en la audiencia de juicio oral (2018), cuando Laureana declaraba, fue interrumpida y no se le dejó terminar.

“Cuando la señorita Tórrez estaba indicando que fue la acusación particular, a través de su abogado que le habría presionado, y minutos antes dijo que tenía temor al abogado de la señora Helen Álvarez; hoy el Tribunal sugiere que ella hubiera incurrido en el delito de falso testimonio por culpa del señor William Kushner. El Tribunal miente en ese aspecto”, enfatiza Zurita, quien asegura se interpondrá un recurso de apelación.

PEDIDO DE AUDITORÍA

El martes, un grupo de personas encabezado por familiares de William Kushner, con carteles en mano y vestidos de negro, marcharon por el Prado paceño en rechazo a la sentencia de 30 años de cárcel y pidiendo una “auditoría legal” del caso.

La protesta, que inició en la plaza Camacho, terminó en el Ministerio de Justicia, lugar donde se entregó una carta de solicitud de auditoría al proceso. “Vamos a apelar. Una sentencia de esta naturaleza no puede ser”, indicó al respecto la mamá de Kushner, Ninón Dávalos.

Audalia Zurita recuerda que existen casos emblemáticos que muestran el mal funcionamiento de la justicia en el país: menciona al caso del médico Jhiery Fernández, quien fue condenado sin pruebas a 20 años de cárcel por el caso del bebé Alexander y donde el Ministerio de Gobierno comenzó una auditoría jurídica.

“Nosotros con todo gusto pediremos que se haga esa auditoría, en la que estamos seguros que se encontrarán conclusiones absolutamente diferentes a las que determinó el Tribunal del juicio”.

linkedin