Cámara de Senadores

Periódico Bolivia

Datos oficiales parciales del Órgano Electoral Plurinacional (OEP) señalan que la presencia de mujeres en el Senado se perfila como un récord histórico, mientras que en Diputados se acerca a la paridad. En las próximas horas Bolivia podría reafirmar su posición en el podio mundial de representación de mujeres en el Parlamento o bajarse de él.

Al 96,46% de las actas computadas, 20 de los 36 escaños para la Cámara Alta corresponden a mujeres, lo que significa el 56% de la representatividad, es decir, 11% más respecto a los comicios nacionales de 2014, cuando se entregó credenciales de senadoras a 16 mujeres (44%).

Actualmente, La Paz y Beni tienen a más mujeres que hombres (tres de cuatro) para el Senado, mientras que el resto de los departamentos tiene una representación paritaria (dos mujeres y dos hombres).

“Si se consolidan estas cifras, Bolivia habría marcado un récord en la representación de mujeres en la Cámara Alta, que históricamente ha tenido preeminencia masculina”, afirmó Mónica Novillo, directora ejecutiva de la Coordinadora de la Mujer.

Respecto a la Cámara Baja, el conteo parcial aproxima a la paridad, es así que, hasta ayer, 62 de los 130 escaños eran para mujeres, lo que representa el 48%; sin embargo, esto es 3% menos que los resultados de 2014, cuando 66 de las 130 diputaciones fueron para mujeres. En aquel entonces se superó la paridad de género con un 50,70% en favor de las mujeres.

Bolivia ocupa el tercer lugar en el mundo en representación de mujeres en el Parlamento.

linkedin