Imagen referencial de unidades de bombeo en pozos petroleros.

Reuters y DW / Bolivia Digital

Los precios del petróleo registraron una caída este miércoles luego de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo que trabajaba en una respuesta firme a la propuesta de China de aplicar una ley de seguridad en Hong Kong.

Un posible deterioro de las relaciones entre las dos mayores economías del mundo podría acrecentar la presión sobre las compañías y la demanda global de petróleo, que ya están debilitados por la pandemia de coronavirus.

El crudo Brent LCOc1 bajaba 47 centavos, o 1,3%, a $us 35,70 el barril a las 11.06 GMT; mientras que el referencial estadounidense WTI CLc1 cedía 32 centavos, o casi un 1%, y caía a $us 34,03 el barril.

“Más allá de que los fundamentos del mercado estén mejorando, todavía hay muchos problemas antes de poder anticipar un panorama alcista. Éstos incluyen la más reciente disputa entre Estados Unidos y China”, dijo Stephen Brennock de la correduría PVM, en Londres, Reino Unido.

Los pronósticos más negativos sobre el impacto de la pandemia en las grandes economías también asediaban a los precios del petróleo.

La economía de la zona euro probablemente se contraerá entre 8% y 12% este año, dijo la presidenta del Banco Central Europeo, Christine Lagarde, advirtiendo que ya se descartó el escenario menos grave que evaluaba el BCE, por lo que su actual previsión se basa en la expectativa de una crisis moderada a severa.

Los operadores también están a la expectativa de una posible reunión entre la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y sus aliados, que podría tener lugar en menos de dos semanas.

El grupo conocido como OPEP+ está recortando su producción en casi 10 millones de barriles por día (bpd) en mayo y junio a causa de la reducción de la demanda mundial del petróleo, pero los mercados se preguntan si esta medida continuará en los siguientes meses, cuando se prevé que el consumo mundial de crudo comience su recuperación por un relajamiento de las cuarentenas en muchos países.

La norma

La semana pasada se registraron protestas y enfrentamientos entre algunos manifestantes y la Policía en Hong Kong tras conocerse que el Legislativo chino planea aprobar una “ley de seguridad nacional” que podría recortar las libertades en la ciudad semiautónoma.

La norma buscaría, según la Asamblea Nacional Popular china (ANP, Legislativo), prohibir “cualquier acto de traición, secesión, sedición, subversión contra el Gobierno Popular Central, el robo de secretos de Estado, prohibición de organización de actividades en Hong Kong por parte de organizaciones políticas extranjeras y prohibición del establecimiento de lazos con organizaciones políticas extranjeras por parte de organizaciones políticas de Hong Kong”.

Todo esto con el objetivo de “salvaguardar la seguridad nacional”.

linkedin