Jorge Clavijo, asesino de Hanalí Huaycho. Foto: Archivo

Periódico Bolivia

Los estudios técnicos y científico realizados al cadáver exhumado, el 25 de septiembre, del cementerio Celestial establecieron que pertenece al exteniente de la Policía, Jorge Clavijo, quien se quitó la vida en La Asunta (Sud Yungas) en 2013, tres semanas después de victimar con más de 15 puñaladas a su entonces esposa, la periodista Hanalí Huaycho.
“Podemos concluir de forma inobjetable y con absoluta certeza técnica y científica que, a través de la huellografía y genética forense, los restos cadavéricos exhumados pertenecen al señor Jorge Clavijo”, aseguró ayer en conferencia de prensa realizada en Sucre, el fiscal general del Estado, Juan Lanchipa.

En febrero de este año, la Fiscalía General del Estado instruyó una investigación de oficio para establecer la identidad del cadáver, puesto que existían muchas dudas de que se trataba de los restos de Clavijo.

En 2013 se presentaron los resultados de un estudio pericial que confirmó la identidad de Clavijo, aunque había algunas falencias; por ello este nuevo estudio pericial recurrió a expertos que conformaron un equipo multidisciplinario del Instituto de Investigaciones Forenses (IDIF) en las áreas de Tanatología Forense, Antropología Forense, Radiología Forense, Criminalística, con sus áreas de Fotografía, Huellografía Forense y Genética Forense, además del apoyo de un perito en Odontología Forense.

Las pericias

Por su parte, el Director Nacional del IDIF, Andrés Flores, explicó que las conclusiones del trabajo especializado determinaron, mediante criminalística huellográfica, como resultado del cotejo huellográfico, la identificación positiva entre la necrodactilia del dedo pulgar derecho, obtenida de la mano derecha del cadáver y el dactilograma del dedo pulgar derecho cursante en la tarjeta prontuario en custodia del Servicio General de Identificación Personal (SEGIP).
La comparación concluyó que ambas son de Jorge Clavijo.

“A través de genética forense se llegó a los siguientes resultados: los restos cadavéricos de Clavijo determinan como padre biológico del menor C.L.C.H. (hijo de Hanaly Huaycho); los restos cadavéricos pertenecen a la misma línea paterna; los restos cadavéricos pertenecen a la misma línea materna. Mediante laboratorio especializado se obtuvo el perfil genético (ADN) de los restos óseos del cadáver, los cuales fueron cotejados con las muestras genéticas del hijo, hermana y tío paterno de Jorge Clavijo”, manifestó.

Crimen y fuga

En febrero de 2013, Clavijo victimó a su esposa luego de una discusión y luego se dio a la fuga con rumbo desconocido.
Con el paso de los días se empezó a sospechar que había salido del país; sin embargo, tres semanas después se halló un cadáver con sus características en La Asunta (Sud Yungas).

El cuerpo estaba colgado de un árbol y, en los bolsillos de la ropa que tenía puesto se encontró la cédula de identidad de Jorge Clavijo, fotografías familiares, licencia de conducir y otros documentos personales.

A pesar de estas evidencias, la duda surgió porque el cuerpo estaba bastante descompuesto.

Las autoridades policiales y gubernamentales de entonces dijeron que la descomposición era por el clima cálido y la humedad, aunque otros especialistas aseguraron que no se podía deteriorar así, al extremo de estar irreconocible, en pocos días.

Sospechas

Clavijo había formado parte de la desaparecida Unidad Táctica de Apoyo y Resolución de Crisis (UTARC) cuyos miembros irrumpieron la madrugada del 16 de abril de 2009 al hotel Las Américas, en Santa Cruz, para desarticular una supuesta célula terrorista.

Muchos sectores afirmaron que Clavijo había matado a su esposa por órdenes superiores debido a que ella había descubierto que todo era un montaje.

linkedin