Personal sanitario desinfecta distintos sectores de la cárcel de máxima seguridad cruceña. (Foto: GAMSC)

Jorge Castel/Bolivia Digital

En el penal de Palmasola, 30 son los internos que fueron diagnosticados con coronavirus, otros 62 esperan los resultados de laboratorio y están catalogados como sospechosos. La mayoría guarda reposo en la guardería de ese centro penitenciario.

“Ayer (sábado) recibimos el reporte de los familiares, hay un paciente en mal estado. No tienen tratamiento y se han contagiado varios. Hay 92 personas enfermas, no dan abasto los colchones que llevó la Alcaldía de Santa Cruz y algunos internos están en el jardín”, informó Isabel Avendaño, ejecutiva de la Asociación de Víctimas Judiciales.

El sábado 5 de mayo se registró un “brote epidemiológico” de coronavirus en el penal más poblado del país. En esa oportunidad, 25 internos dieron positivo y se confirmó que también tenían la enfermedad dos reos que habían fallecido anteriormente.

Bolivia cuenta con 98 cárceles y carceletas, y en la mayoría prima el hacinamiento y la precariedad de sus infraestructuras. Según un censo realizado en 2019 en 53 recintos penitenciarios, 4.153 privados de libertad están en cárceles de La Paz, 6.739 en Santa Cruz, 2.735 en Cochabamba, 1.068 en Beni, 377 en Pando, 1.129 en Tarija, 745 en Chuquisaca, 845 en Potosí y 983 en Oruro.

linkedin