La ministra María Nela Prada. (Foto: ABI)

ABI / Bolivia Digital

La ministra de la Presidencia, María Nela Prada, denunció este miércoles, en la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América – Tratado de Comercio de los Pueblos (ALBA-TCP), que el golpe de Estado de 2019 provocó un retroceso en la lucha por los derechos de las mujeres debido a que el régimen de Jeanine Añez usó la violencia contra las bolivianas.

“El Gobierno de facto tuvo que ver con la quema de símbolos patrios constitucionalizados durante nuestra primera gestión de gobierno, como la wiphala, símbolo de liberación, de resistencia, símbolo de sabiduría de los pueblos indígenas originarios campesinos, tuvo que ver con la violencia hacia las mujeres, especialmente a mujeres de pollera de raíces indígenas, de  raíces aymaras y quechuas”, aseguró la autoridad gubernamental en la Reunión de Altas Autoridades relacionadas con los Asuntos de la Mujer y Género del ALBA-TCP.

En noviembre de 2019, la OEA hizo público un informe preliminar en el que cuestiona la transparencia de las elecciones presidenciales cuando aún continuaba el conteo de votos. Esa situación provocó, en esa gestión, movilizaciones en diferentes sectores del país, una crisis política y la salida de Evo Morales del Gobierno, quien denunció golpe de Estado. La entonces senadora Jeanine Añez asumió la Presidencia y aplicó un régimen con hechos de violencia como las masacres de Sacaba, en Cochabamba, y Senkata, en El Alto.

“El golpe de Estado que padecimos el 2019 en nuestro país, el golpe de Estado contra el Gobierno constitucional del hermano Evo Morales después de 37 años de democracia, desencadenó no solamente masacres con asesinatos, heridos, perseguidos, detenidos, asilados, exiliados; sino que, además de las tantísimas violaciones a los derechos humanos, hubo un retroceso muy grande en la lucha por la despatriarcalización”, cuestionó.

El 18 de octubre de 2020, cuando Luis Arce ganó con el 55,11% de los votos válidos como candidato del Movimiento Al Socialismo (MAS), se puso fin al régimen. En 2021, la justicia boliviana determinó la aprehensión y posterior detención preventiva de la expresidenta Añez; el exministro de Energía, Rodrigo Guzmán; y el exministro de Justicia y Transparencia Institucional, Álvaro Coimbra, por la presunta comisión de los delitos de sedición, conspiración y terrorismo.

linkedin