Infografía Bolivia

Redacción Central / Bolivia

La Dirección Nacional de Planeamiento y Operaciones de la Policía Boliviana dispuso el despliegue de 23.239 efectivos para ejecutar tareas esenciales y específicas en las elecciones generales de mañana, lo que garantizará el orden, seguridad y auxilio para preservar el orden público, la paz social y seguridad de todos los ciudadanos.

Por otra parte, un contingente de 15.761 servidores públicos policiales no descuidará las tareas de seguridad ciudadana, investigación y auxilio, como lo hace de manera habitual.

En la jornada electoral se tendrá a disposición al cien por ciento del personal policial, es decir, 39 mil efectivos estarán cumpliendo las tareas esenciales y específicas hasta la consolidación de las elecciones.

De igual manera, se contará con 1.561 vehículos de cuatro ruedas y 1.511 motocicletas que serán empleados para desarrollar operativos y controles en todo el país, hasta el lunes.

El Comando General, a través de los comandos departamentales y direcciones nacionales, ejecutará operaciones policiales en procura de que la ciudadanía cumpla con su deber electoral sin preocupación o temor de que se pueda producir algún hecho irregular.

DURANTE CUATRO DÍAS

El plan de operaciones policiales contempla trabajos específicos durante cuatro días. El viernes 16 de octubre se cumplió con el auto de buen gobierno, el control del expendio de bebidas alcohólicas, la escolta de ánforas a provincias y el control de espectáculos públicos o reuniones.

Para hoy está previsto diversas operaciones policiales con patrullajes selectivos en las carreteras, controles con Interpol, en coordinación con la Dirección de Migración y operativos policiales para identificar salidas o ingresos de extranjeros. Mañana, los comandos departamentales instalarán los servicios policiales en las diferentes unidades educativas, realizarán la custodia y resguardo de ánforas, y brindarán seguridad a los veedores internacionales.

El lunes se continuará con las actividades operativas para identificar el control del expendio y consumo de bebidas alcohólicas, la seguridad y resguardo de las oficinas del Tribunal supremo Electoral (TSE) y el cuidado de la llegada de las ánforas a los tribunales departamentales.

 “Desde ese momento se ejecutarán operaciones de mantenimiento y preservación del orden público para consolidar las elecciones”, aseguró el subcomandante, general Claudio Espinoza Luna.

Por su parte, el comandante de la Policía, general Rodolfo Montero, dijo que la Policía velará por la seguridad ciudadana y el cumplimiento de las leyes.

“Atenderemos los requerimientos de la ciudadanía para auxilio, protección, orientación o apoyo ante cualquier amenaza, además que seremos inflexibles con los infractores”, apuntó.

Todos los niveles de coordinación fueron trabajados con las Fuerzas Armadas y el Tribunal Supremo Electoral (TSE).

bol-110

El Alto Mando policial tendrá el domingo el principal puesto de mando en los ambientes del BOL-110 y, con el uso de las diversas tecnologías de información y comunicación, articulará el trabajo con los comandos departamentales y los puestos de mando táctico para identificar, en tiempo real, cualquier contingencia o emergencia que se podría producir.

Cada departamento del país tiene un centro de mando de crisis. Este plan garantiza que las elecciones se realicen en un ambiente de paz, armonía y tranquilidad social.

Las autoridades policiales remarcaron la importancia de ir a sufragar el domingo, puesto que solo los bolivianos podrán elegir a quién será el próximo presidente que conducirá los destinos del país por cinco años.

“Cumplan con su deber y elijan a la persona en quien confía”, pidió a los bolivianos.

linkedin