El Primer Mandatario del Estado Plurinacional en la entrevista en México. (Foto: Bolivia)

Bolivia

El Gobierno va a demostrar y probar ante la justicia que durante el régimen de facto de Jeanine Añez se violaron los derechos humanos de las personas, que ocurrió una masacre, que se cometió corrupción y otros delitos, aseguró el presidente Luis Alberto Arce.

En el programa Diálogo por la Democracia de TV UNAM, el Jefe de Estado relató cómo es que se organizó el plan de ruptura del orden constitucional y el golpe de Estado contra el entonces presidente Evo Morales, en septiembre y octubre de 2019, vulnerando los procedimientos establecidos en la Constitución Política del Estado.

“El Gobierno boliviano por supuesto que va a apoyar, lo dijimos en la campaña que vamos a hacer justicia, nosotros vamos a hacer todo lo que sea necesario para demostrar la culpabilidad en todos los casos de corrupción que he mencionado; pero también vamos a ser fieles seguidores de todo este proceso para que se cumpla con la justicia y para que haya justicia en el país”, sostuvo.

Explicó que los políticos de oposición y otros sectores que nunca reclamaron por el dolor de los bolivianos, quienes por defender al Movimiento Al Socialismo (MAS) fueron asesinados a bala, encarcelados, torturados y perseguidos bajo la mentira de terrorismo y sin respeto al debido proceso, ahora utilizan el discurso de persecución política y que se violan sus derechos humanos, porque la justicia detuvo preventivamente a la expresidenta de facto Jeanine Añez y a dos de sus colaboradores por lo ocurrido en 2019.

“Qué tipo de tratamiento se tenía durante el gobierno de facto, nadie decía nada de que no hay derechos humanos, que no había debido proceso; tuvimos compañeras que estuvieron encarceladas por ser masistas, por sólo tener un trámite del compañero Evo Morales, era utilizado como prueba para ir a la cárcel, ahí no había derechos humanos”, precisó.

“Hubo compañeras que perdieron a su bebé estando encarceladas por trabajos forzados, había compañeras que estaban muy delicadas de salud y eran llevadas a un hospital, pero fotografías de compañeras muestran que estuvieron encadenadas en sus camas, ese tipo de cosas se han cometido en Bolivia, una barbaridad. El mandato del pueblo boliviano era recuperar la patria y que se haga justicia”, añadió.

PLANIFICADO

Arce afirmó que el golpe de Estado de 2019 fue planificado y que las denuncias de fraude sólo sirvieron como pretexto para atentar contra el orden constitucional en Bolivia.

Señaló que se identificó a tres actores en los hechos: el movimiento cívico liderado por el cruceño Luis Fernando Camacho, los partidos de oposición y la Organización de Estados Americanos (OEA). “El golpe fue muy bien planeado. Había un manual que tenían que seguir ellos”, aseguró.

Explicó que en el caso de Camacho en las redes sociales corren videos en los que se refiere a cómo es que se convenció al Alto Mando de las Fuerzas Armadas (FFAA) y de la Policía Boliviana para consolidar el golpe de Estado.

“Hay videos donde él explica quién había sido el que le ayudó a hacer toda la movilización y el desmonte de las Fuerzas Armadas; él (Camacho) habla de su padre. Es un video generalizado que circuló por todo lado”, aseguró.

linkedin