Opinión

Juan Carlos Zuleta, Economista

En días recientes, se ha hablado mucho sobre la necesidad de recurrir al voto útil de Santa Cruz para asegurar el paso de Comunidad Ciudadana (CC) a la segunda vuelta. En esta breve nota se argumenta que los próximos días los estrategas de CC deberían más bien focalizar sus esfuerzos en la ciudad de La Paz con vistas a capturar un voto útil y un voto disidente dentro de la población electoral de la sede de Gobierno. En los siguientes puntos se resume este planteamiento:

1) Los datos de la última encuesta de Jubileo para el departamento de La Paz guardan una estrecha relación con los resultados finales correspondientes de las elecciones del año pasado.

2) Si se recalculan las intenciones de votos válidos de la encuesta de Jubileo y se redistribuyen proporcionalmente las intenciones de los votos indecisos y el excedente de votos blancos y nulos respecto de la media histórica, resulta que nos quedaríamos con unos resultados hipotéticos finales de 55% para el MAS y 32% para CC, es decir, 2 puntos porcentuales por encima, en cada caso, con relación a las cifras obtenidas el año pasado, sin ninguna modificación en la brecha porcentual entre el MAS y CC.

3) Esto significaría que la preferencia por el MAS en el departamento de La Paz no habría cambiado en términos relativos, a pesar de la huida del tirano. Pero, ¿tiene sentido asumir que todo quedó en la ciudad de La Paz en los últimos 12 meses como si nada hubiera pasado?

4) Si coincidimos en el argumento de que muchos ciudadanos paceños que no votaron por CC, lucharon (o al menos estuvieron de acuerdo con la lucha) por la democracia y contra el fraude el año pasado, es posible pensar que CC tendría un espacio para crecer en la ciudad de La Paz de entre 5 y 6 puntos porcentuales. Este sería el voto útil que provendría de las demás fuerzas democráticas en la actual competencia electoral que no tienen posibilidades de obtener escaño alguno en las próximas elecciones. Adicionalmente, algunos otros ciudadanos paceños podrían estar disgustados a raíz de las recientes noticias referentes a los supuestos millonarios movimientos financieros inapropiados por parte del candidato masista, razón por la cual habrían decidido cambiar su preferencia electoral. Este voto disidente podría estimarse entre 4 y 5 puntos porcentuales. En suma, se podría hablar de un crecimiento potencial de la votación de CC en la ciudad de La Paz de entre 9 y 11 puntos porcentuales (es decir, de 40% obtenido en 2019 a 49 o 51% a conseguir en las elecciones del 18), lo que significaría entre 1 y 2 puntos porcentuales ponderados a nivel nacional, que podrían ser cruciales a la hora de definir el paso de CC a la segunda vuelta. Asumo aquí que los porcentajes para CC y el MAS en El Alto y las provincias del departamento se mantendrían inalterados porque representan el voto duro de esa tienda política.

5) Por tanto, sí parece razonable concluir que existen un voto útil y un voto disidente dormidos en ciudad de La Paz, a los que CC debería despertar en los próximos días, por el bien del país.

linkedin