J. P. Garcia Montero / Maby D. Cordero

Paltas, higos, sandía, uvas, frutillas, naranjas y —principalmente— mangas son las frutas que trae consigo la primavera.

Las caseras, una más orgullosa que la otra, limpian sus frutas como si se tratara de una pieza de cristal, delicadamente y —con una notoria ligereza— las dejan brillando al sol para convencer al comprador.

Juana, una vendedora de la calle Max Paredes, cuenta que en estos días las frutas más solicitadas son las mangas, algunas traídas de los Yungas y otras de Alto Beni.

“Caseritos, llévense manga manzana fresquita, recién llegadita de los Yungas”, ofrece Juana a sus clientes. Por ser frutas de temporada, llegan en grandes cantidades y a precios muy económicos.

Otra de las frutas que se luce en los puestos de venta es la naranja, también traída de los Yungas.

Juana, además de invitar a visitar la zona comercial donde vende, recomienda comprar “las naranjitas, por las vitaminas que tienen para reforzar las defensas”.

linkedin