Las alpacas fueron rescatadas de casas donde las tenían como mascotas.

Bolivia Digital

Los 520 animales que alberga el Bioparque Municipal Vesty Pakos, en sus 22 hectáreas, están bien preservados por el personal que, además, realiza mantenimiento de los diferentes ecosistemas de cada especie.

Es la conclusión a la que llegó el Alcalde Luis Revilla al finalizar una inspección que realizó este sábado, informó el director municipal de Empresas, Entidades y Servicios Públicos, Martín Fabbri.

“El Alcalde está muy conforme con lo que ha visto del trabajo realizado. Hemos visto el estado en el que se encuentran los animales, nuestras instalaciones. Hemos evidenciado que el Bioparque, en general, se encuentra muy bien, incluso hemos tomado contacto con los animales que han sido recientemente incursionados”, dijo Fabbri.

La autoridad explicó que gran parte de las especies fueron víctimas de tráfico de fauna silvestre, pero al llegar al Bioparque edil se las preservó, cuidó y se les adecuó espacios en sus propios ambientes como humedales, bosque o jardines, por citar algunos.

“Recordemos que en el transcurso de este año ya son 50 animales que han llegado al Bioparque. Hemos podido observarlos en su cotidianidad, en su alimentación y ver el tratamiento que se les da y estamos conformes con el trabajo realizado”, sostuvo el munícipe.

Solo en esta gestión, el Bioparque reinsertó a una garza, un halcón, un aguilucho, un alkamari y un puma a su hábitat, previo tratamiento de parte de biólogos, veterinarios y nutricionistas municipales.

Este espacio edil protege a la fauna urbana del valle paceño, es un lugar de descanso y alimentación para aves migratorias, coadyuva en la educación ambiental sobre la conservación de ecosistemas, ayuda a la conservación ‘ex situ’ de la biodiversidad debido a que Vesty Pakos y el Centro de Investigación están al servicio de los animales del departamento y del país.

linkedin