Los bolivianos varados en Chile debido al nuevo encierro del coronavirus COVID-19 esperan su turno para ser llevados a la frontera para regresar a su país, en Iquique, el 28 de abril de 2020. (Foto: AFP).

Forman parte del grupo que retornará al país.

Fernando del Carpio / Bolivia Digital

La canciller Karen Longaric afirmó este martes que la situación de los bolivianos en el exterior, especialmente en Chile, es complicada y triste.

«En Chile tenemos cerca de 60 mil compatriotas, muchos en puestos temporarios y otros con residencia. El mayor problema lo tenemos ahí, nos informaron que del grupo que pasó de Santiago a Iquique para hacer cuarentena y pasar al territorio nacional, han detectado 138 casos de coronavirus, que están bajo supervisión médica y pusieron en alerta a Iquique», dijo la Canciller.

La autoridad explicó en el programa “Estudio abierto”, de la Red ATB, que hasta el sábado se tenían 3.000 compatriotas haciendo cuarentena en Chile para retornar y hoy ese número ha crecido.

Afirmó que todos los bolivianos tienen derecho a retornar al país, pero deben hacerlo una vez que cumplan con una serie de condiciones de bioseguridad, para evitar ser portadores de la pandemia del COVID-19.

La jefa de la diplomacia boliviana manifestó que de Bolivia «todos los años salen en busca de mejores fuentes de trabajo, emigran a diferentes países del mundo, y hoy su situación es verdaderamente precaria, triste, porque la mayoría son personas que tienen empleos temporales, con bastante informalidad y han sido despedidas».

Longaric indicó que la mayor cantidad de bolivianos se encuentra en la Argentina, España y Chile.

linkedin