Periódico Bolivia

Las detenciones arbitrarias y la intimidación a los periodistas en Venezuela tienen “un carácter masivo e indiscriminado”, denunció ayer la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP).

Además, el reporte presentado en la 76 Asamblea General de la SIP, que se celebra de forma virtual, destaca que “no hay dónde reclamar por esos atropellos porque los organismos oficiales están cerrados”.

“Las detenciones arbitrarias y la intimidación verbal tienen un carácter masivo e indiscriminado. Ocurren en cualquier parte del territorio y a cualquier hora”, recoge el texto.

El reporte también alerta de que los militares y los policías “impiden la libre circulación de los periodistas”, por ello, las unidades móviles y los reporteros son secuestrados o atacados.

“Les amenazan, les roban sus teléfonos, les borran las imágenes o sonidos, los golpean y los detienen. Fueron decenas los periodistas que permanecieron secuestrados por días, sin que sus abogados o familiares reciban alguna información sobre su lugar de encierro y su condición de salud”, destaca el informe de la SIP.

El 21 de agosto “fueron asesinados Andrés Eloy Nieves Zacarías y Víctor Torres, de Guacamaya TV” en el noroccidental estado Zulia, fronterizo con Colombia, “durante un presunto operativo de las Fuerzas de Acciones Especiales (FAES)”.

Este grupo está adscrito a la Policía Nacional Bolivariana (PNB). Ha sido acusado de cometer ejecuciones extrajudiciales desde su fundación en 2016 y la ONU ha reclamado su disolución.

El 23 de agosto, el director de Guacamaya TV, Franklin Torres, aseguró al Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa (SNTP) que una comisión policial “entró a la sede del canal de forma violenta y luego de los asesinatos, decomisó todos los equipos de la planta televisiva”.

linkedin