La Embajada de Alemania dio la bienvenida a los miembros de la Orquesta Experimental de Instrumentos Nativos - OEIN en territorio boliviano, y les deseo muchos aniversarios más, y auguro larga vida a su amistad con Alemania. (Foto: Ensemble PHØNIX16)

Bolivia Digital

Después de dos meses y medio de cuarentena en la Academia de Música de Rheinsberg en Brandenburg, los 25 miembros de la Orquesta Experimental de Instrumentos Nativos – OEIN pueden regresar a casa. Hoy, 1ro. de junio, es posible subirse a un avión de Lufthansa, gracias al esfuerzo del Ensemble PHØNIX16, el Goethe-Institut, el Ministerio Federal de Relaciones Exteriores y la Embajada de Alemania en Bolivia.

La OEIN llegó a Alemania el pasado 10 de marzo -como estaba planificado desde 2019- para preparar, junto con el conjunto de solistas PHØNIX16, el proyecto Environment – Medio Ambiente, que sería el programa de inauguración del festival anual MaerzMusik en Berlín.

Poco después, debido a la inesperada propagación de la pandemia Covid-19, todos los conciertos tuvieron que ser cancelados. A esto siguió la restricción de viajes internacionales, el colapso del tráfico aéreo internacional y el cierre de las fronteras por las autoridades bolivianas. En vista de la dinámica de los acontecimientos, no hubo posibilidad de que los músicos bolivianos volvieran a su país.

La larga estancia por emergencia del grupo, que atrajo un gran interés de los medios de comunicación internacionales, fue posible gracias a los esfuerzos conjuntos de PHØNIX16 y las instituciones alemanas asociadas. Un equipo de tres miembros del Ensemble PHØNIX16 asumió la gestión de la crisis en el lugar y el acompañamiento a sus colegas bolivianos.

A pesar de la crisis Covid-19, la Musikkultur Rheinsberg GmbH, institución de la Academia de Música Rheinsberg, acogió al grupo en condiciones de cuarentena, en coordinación con las autoridades sanitarias y la Alcaldía de Rheinsberg.

El festival MaerzMusik cubrió los gastos de alojamiento y comida del grupo boliviano. El Ministerio Federal de Relaciones Exteriores y el Goethe-Institut, el ente encargado de cultura y comunicación, el Programa berlinés de Artistas en Residencia del DAAD (Servicio Alemán de Intercambio Académico), la Fundación de Música Ernst von Siemens, la Academia de Música de Rheinsberg y Hellerau y el Centro Europeo de las Artes de Dresde también asumieron los costos adicionales durante la permanencia.

Durante las once semanas de estadía de emergencia, la OEIN –que durante la pandemia en Alemania cumplió 40 años de existencia– y sus colegas de PHØNIX16 trabajaron intensamente en una variedad de nuevos proyectos artísticos, por ejemplo las grabaciones de los conciertos planeados para Berlín y Hellerau, una instalación de sonido, retratos en vídeo de los músicos bolivianos, ensayos de obras de Stockhausen y Cage, trabajos de improvisación y un documental cinematográfico.

Estrechar los lazos con los pares alemanes de esta manera permite, sin duda, posicionarse en una nueva perspectiva y sumar a la relación cultural entre nuestros países una mirada más a las que nuestro hermanamiento en la cultura ha ido ganando en el transcurso de su historia. Con seguridad esta experiencia beneficiará en el futuro a las relaciones entre Alemania y Bolivia.

La Embajada de Alemania da la bienvenida a los miembros de la Orquesta Experimental de Instrumentos Nativos – OEIN en territorio boliviano, le desea muchos aniversarios más, y augura larga vida a su amistad con Alemania.

linkedin