Infografía: Franz Rosas

Franz Acarapi / Bolivia Digital

El Gobierno aprobó el Decreto Supremo 4245 que levanta a partir de las 00.00 del lunes 1 de junio la declaratoria de emergencia por la pandemia del coronavirus y flexibilizará la cuarentena nacional hasta el 30 del mismo mes, según la situación de riesgo de las entidades territoriales autónomas (ETA) y la mitigación de la pandemia a través de los planes de contingencia de los gobiernos departamentales y municipales.

Mediante el DS 4196, del 17 de marzo de 2020, el Gobierno declaró la emergencia sanitaria nacional y cuarentena en todo el territorio del Estado boliviano para evitar la propagación del COVID-19.

En ese marco, el DS 4245, de reciente aprobación, dispone continuar con la cuarentena nacional, dinámica y condicionada hasta el 30 de junio.

La ministra de Comunicación, Isabel Fernández, informó la noche de este jueves que el gobierno de la presidenta Jeanine Áñez tiene la obligación y el compromiso indeclinable de cuidar la salud y la vida de las familias bolivianas, por lo cual se declaró de interés y prioridad nacional las actividades, acciones y medidas necesarias para la prevención, contención y tratamiento del coronavirus en el país.

“A partir de las cero horas del día lunes 1 de junio de 2020 ingresamos en una nueva fase de lucha contra el virus (…), se inician las tareas de mitigación para la ejecución de planes de contingencia por la pandemia del coronavirus en departamentos y municipios”, indicó.

Restricciones

El DS 4245 mantendrá las restricciones como el cierre de fronteras aéreas, terrestres, fluviales y lacustres, con excepción de aquellos bolivianos que retornen al país, misiones diplomáticas, especiales, organismos internacionales, especialistas y técnicos en diferentes áreas y el transporte de carga.

Asimismo, continuarán suspendidos los vuelos internacionales, además de las clases presenciales en todos los niveles educativos.

También estarán prohibidos los eventos públicos, actividades culturales, deportivas, gimnasios, eventos festivos, políticos y todo tipo de reuniones que generen aglomeración de personas, con la única excepción de los actos y ceremonias religiosas con un máximo de personas del 30% de la capacidad del lugar donde sean desarrolladas.

Asimismo, queda prohibido la circulación de personas y vehículos de lunes a viernes, de 18.00 a 05.00, y solo motorizados los sábados y domingos.

Las personas podrán salir con fines de esparcimiento por lugares cercanos a su domicilio o residencia, en un radio no mayor a 500 metros a pie o en bicicleta los sábados y domingos en el horario de 06.00 a 14.00.

“Los gobiernos departamentales y municipales tienen la responsabilidad de normar todo lo que concierne a la circulación de las personas para fines de abastecimiento y atención al sistema financiero”, mencionó Fernández.

Infografía: Franz Rosas

Jornada laboral

La autoridad indicó que la jornada laboral del sector público y privado será en horario continuo. En el caso del primero, el ingreso y salida de los trabajadores serán regulados por el Ministerio de Trabajo.

“En todos los casos, la reglamentación que se emita debe prever un ingreso y salida escalonado, a fin de evitar aglomeraciones y la propagación del coronavirus”, recalcó Fernández.

Sectores económicos

El nuevo decreto establece que las actividades económicas que están permitidas en la etapa de flexibilización de la cuarentena son: la industria, manufactura, agropecuaria, maderera, forestal, minería y construcción.

En estos sectores se podrán ajustar los horarios laborales y turnos en función a cada una de las actividades que desarrollan.

La norma menciona que las personas naturales o jurídicas, empresas privadas y públicas, dedicadas a las actividades de abastecimiento o productores de artículos de primera necesidad y de consumo masivo, deberán desarrollar sus labores de lunes a domingo, las 24 horas del día, con la finalidad de garantizar el abastecimiento a la población.

“Hay una cosa que es muy importante en fin de semana y todos los días, esta es una responsabilidad de cada uno de los bolivianos, cada uno tiene que asumir la responsabilidad de cuidarse, de mantener indefinidamente estas medidas que ya hemos adoptado: el uso del barbijo, el distanciamiento de un metro y medio donde sea que esté”, afirmó la ministra Fernández.

Reactivación económica

La Mandataria ratificó este jueves que la economía boliviana no puede estar más paralizada en medio de la pandemia por el coronavirus, por lo que el gabinete de ministros trabaja en la reactivación productiva del país.

“La gente está esperando que nosotros tengamos un plan para reactivar la economía en el país; de hecho, no puede estar parada; el ministro (de Desarrollo Productivo, Óscar) Ortiz, está encargado de preparar este plan con la parte económica de nuestro gabinete”, sostuvo la Jefa de Estado.

 

 

 

 

linkedin