El sector agroproductivo se vio afectado por la pandemia. Ahora busca recuperarse de a poco.

Redacción Central / Bolivia

La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, por sus siglas en inglés) informó que realiza un trabajo constante sobre la actividad productiva agropecuaria de Bolivia y comprometió su apoyo al sector en la etapa de la pandemia y pospandemia del coronavirus (COVID-19).

El Asociado de Programas de la FAO en Bolivia, Sergio Laguna, explicó que la misión del organismo internacional en el mundo es brindar la asistencia técnica según el requerimiento de cada uno de los países.

“Constantemente se va ir trabajando no solamente en lo que se va llamando la pandemia, sino en lo que va venir: la pos COVID, porque creo que va ser un proceso que no va acabar de la noche a la mañana”, señaló. Agregó que la FAO viene trabajando con el Gobierno boliviano en temas de planificación y “también algunas acciones a medida de las posibilidades”.

El país asumió medidas restrictivas desde marzo de este año ante la emergencia sanitaria nacional para contener la expansión de la pandemia, lo que disminuyó y en algunos casos paralizó la actividad productiva de diversos sectores.

En ese marco, de acuerdo con el balance de la FAO, según manifestó Laguna, el productor agropecuario boliviano —pequeño y grande— fue principalmente afectado en la cadena de distribución —transporte— por las medidas restrictivas y por la reducción de la capacidad adquisitiva de las familias, pero que el sector supo solucionar buscando alternativas para acceder a los mercados a través de puntos de venta móviles, evitando el incremento de precios que en un momento determinado tenían la tendencia de subir y luego nuevamente se estabilizaron.

linkedin