2012N38539

 

ABI/Bolivia Digital

Un juez cautelar otorgó la libertad al expresidente de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) Santos Ramírez, quien estuvo recluido en el penal de San Pedro, en La Paz, durante 10 años y nueve meses.

La hija de la exautoridad de la estatal petrolera, Maribel Ramírez, anunció que su padre podría abandonar la cárcel entre el lunes y martes.

«Los jueces han tomado una decisión en base a las leyes nacionales que tenemos en Bolivia, ya no nos han objetado nada, han dado un procedimiento positivo a nuestro favor, tras la solicitud (de libertad)», confirmó en un contacto telefónico con el programa Que No Me Pierda, que se difunde en Red Uno.

Ramírez fue sentenciado a prisión por casos ligados con el asesinato del empresario Jorge O’Connor, quien debía pagarle una suma de dinero como coima para favorecer a la empresa Catler-Uniservice, durante su gestión como presidente de YPFB.

Cumplía una condena de 12 años por uso indebido de influencias, incumplimiento de deberes, contratos lesivos al Estado, conducta antieconómica, cohecho pasivo propio y asociación delictuosa.

Para Maribel Ramírez, su padre fue sentenciado por «celos políticos» del expresidente Evo Morales y exvicepresidente Álvaro García Linera en su primera gestión de Gobierno.

«Está claro que el señor Evo Morales y el señor Álvaro García Linera lo han retenido casi 11 años por celos políticos porque él era el segundo hombre (del Movimiento Al Socialismo). Mi papa era fiel a Evo Morales, pero él lo ha traicionado, haciendo ver una gran corrupción contra mi padre», indicó.

Anunció que la exautoridad de la estatal petrolera dará una conferencia de prensa una vez que salga de el recinto penitenciario.

linkedin