Infografía Bolivia

Karem Mendoza Gutiérrez

El director del Instituto Nacional de Estadística (INE), Humberto Arandia, informó que —producto de la pandemia del COVID-19 y la mala estructuración de algunas políticas económicas efectuadas por el gobierno de transición— la tasa de crecimiento del país a septiembre llegó a -10,4%, según el Índice Global de la Actividad Económica (IGAE).

Esta cifra se debe, principalmente, al desempeño “negativo” de la minería (-36,46%), construcción (-35,82%) y transporte (-20,61%), sectores que por su inactividad incidieron de gran manera en el decrecimiento.

“Los únicos sectores que registran una tasa de crecimiento positivo a septiembre de 2020 son Comunicación, por razones lógicas, y también el sector agropecuario porque los alimentos se encuentran disponibles en el mercado general, no existiendo presiones inflacionarias significativas”, explicó la autoridad.

Asimismo, detalló que el punto más bajo del crecimiento se registró en junio con una tasa del -11,11%, lo cual muestra una leve recuperación hasta septiembre.

El director aseguró que los principales problemas de junio pudieron prevenirse con la aplicación de medidas “más adecuadas” como el mantenimiento y equipamiento privado de las empresas más grandes en la minería.

En el caso del transporte y almacenamiento, se reactivó recientemente en el mes de septiembre.

Crecimiento de la actividad agropecuaria

Uno de las actividades que reportó un crecimiento “destacable” es el sector agropecuario con el 1,92% (menor al de 2019).

“Es destacable en términos que implica un crecimiento del hato ganadero, cuya proyección está destinada hacia la exportación al mercado internacional”, afirmó Arandia.

Caída de la constucción

Debido a la paralización “abrupta” de la construcción pública y privada, la producción y demanda de cemento, además de otros productos, el sector cayó en -35,82% a septiembre.

En junio, la construcción cayó en un 50,95%.

La caída en el sector privado se debe a que no se aplicaron medidas de bioseguridad para garantizar la construcción. Mientras que los proyectos asociados a la inversión pública redujeron un 69,5%.

En 2019, la inversión pública fue de $us 2.897 millones y en 2020 de $us 883 millones.

DESEMPLEO

De acuerdo con la Encuesta Continua de Empleo (ECE), el INE informó que la tasa de desocupación al mes de octubre es del 8,7% y en este año, la cifra más alta se registró en junio con una tasa del 11,6% de desempleo.

El total de la población cesante e inactiva afectada por la cuarentena alcanza a cerca de 354 mil personas, representando un 6% de la población en edad de trabajar, tomando en cuenta que dos terceras partes de estos afectados son mujeres.

En esa línea, otro de los grupos afectados son los jóvenes de 16 a 28 años de edad.

Para Arandia, el problema del mercado laboral no se da solo por la población desocupada que aumenta, sino por el incremento de la población inactiva (que son personas que no quieren trabajar por algún motivo).

linkedin