El complejo industrial instalado en Bulo Bulo, Cochabamba. (Foto: Archivo)

Bolivia

Se espera que la turbina dañada por el gobierno de facto en el complejo petroquímico de urea y amoniaco, ubicado en Bulo Bulo del trópico de Cochabamba, sea repuesta en junio para reanudar las operaciones de producción de la planta y, de este modo, nuevamente generar ingresos económicos adicionales para las arcas del Estado boliviano.

Así informó el ministro de Economía y Finanzas Públicas, Marcelo Montenegro, en una reciente entrevista realizada al programa Asuntos Centrales.

“Esperemos que, por ejemplo, para junio, la turbina que estaba dañada se pueda reponer y la planta de urea pueda empezar a generar recursos”, señaló la autoridad.

De acuerdo con el titular de Economía, la mala administración y el mal manejo de la planta industrial en la pasada gestión ocasionó un daño económico equivalente a $us 260 millones por la paralización de la producción de la urea (agrofertilizante de alta demanda en el mercado nacional e internacional).

Antecedentes

La planta de urea y amoniaco fue construida en el municipio de Entre Ríos, en la provincia Carrasco del departamento de Cochabamba, con una inversión histórica de $us 953 millones en el área de los hidrocarburos y es considerada el primer ambicioso proyecto de industrialización del gas natural que logró consolidar el Estado Plurinacional de Bolivia en los últimos 14 años antes del golpe de Estado de noviembre de 2019.

El proyecto, construido por la empresa surcoreana Samsung Engineering Co. Ltda., fue inaugurado y puesto en operación comercial en septiembre de 2017. En su equipamiento fue utilizando moderna tecnología en el área de la petroquímica.

Según los datos de la estatal petrolera, la planta de Bulo Bulo alcanzó en 2019 cerca del 85% de su capacidad operativa, con una producción prevista de entre 500 mil y 550 mil toneladas del agrofertilizante urea.

El ministro Montenegro sostuvo que uno de los efectos negativos de la paralización de la planta fue el incremento de las importaciones de urea, que le significó la erogación de recursos al Estado.

Sólo entre los meses de octubre de 2019 y octubre de 2020 el valor de las importaciones de la urea aumentó en 307%, mientras que en volumen en 351%, indican los datos de la cartera de Economía.

Procesos penales

En diciembre de 2020, la actual administración de YPFB y de la cartera de Hidrocarburos y Energías formalizaron una denuncia penal ante el Ministerio Público en contra del exministro de Hidrocarburos Víctor Hugo Zamora Castedo, el expresidente de YPFB Herland Soliz Montenegro, y otros cuatro exfuncionarios de la estatal petrolera por los presuntos delitos de incumplimiento de deberes y conducta antieconómica, referidos al daño ocasionado a la planta de urea.

Se estima que sólo la turbina dañada demandará un costo de entre $us 20 millones y $us 30 millones al Estado.

linkedin