Redacción central  – Edición impresa

El ministro de la Presidencia, Jerjes Justiniano, ratificó ayer que no se otorgará salvoconducto al exministro Juan Ramón Quintana debido a que tiene orden de aprehensión por la supuesta comisión de los delitos de terrorismo y sedición.

En esa misma situación se encuentra la exministra de Culturas Wilma Alanoca.

“Esas exautoridades tienen orden de aprehensión, no por su calidad de exministros, sino por lo que hicieron después de ser ministros, por ello no se les otorgará estos documentos. Mientras que para el resto de los ciudadanos que se encuentran en embajadas en calidad de asilados políticos sí se dará curso a esa posibilidad”, expresó Justiniano.

El ministro dijo que Quintana y Alanoca permanecen en calidad de asilados en la Embajada de México en La Paz, Bolivia; sin embargo, recalcó que no se les entregará el salvoconducto para que salgan del país. “Sucederá lo mismo que ocurrió con el senador Roger Pinto, quien estaba asilado, pero no se le daba el documento”, dijo.

La decisión de México de dar asilo a las dos exautoridades pese a que tienen orden de aprehensión “podría resquebrajar un poco las relaciones diplomáticas entre ambos países”.

“Como país no estamos dispuestos a romper las relaciones con nadie. Este es un gobierno de transición que no puede tomar una decisión tan trascendental y significativa”, afirmó.

 

linkedin