El presidente Arce entregó el beneficio personalmente a dos ciudadanos para dar inicio oficial al pago. (Fotos: Jorge Mamani)

Bolivia Digital

El presidente del Estado, Luis Arce, inició ayer la entrega del Bono Contra el Hambre, en oficinas del Banco Unión de la zona Sur en La Paz. El beneficio llegará a 4.088.413 personas en todo el territorio nacional.
“Este bono que empezamos a pagar ahora va a ir en las próximas semanas al bolsillo de la gente más necesitada, es una de las medidas que requería el país de manera inmediata como uno de los elementos centrales de reactivación de la economía nacional”, dijo el Jefe de Estado.
Felipa Ríos Álvarez y Andrés Jiménez recibieron el bono de manos de Arce Catacora, siendo ellos los primeros beneficiados en Bolivia.
En su alocución, la autoridad nacional pidió enfáticamente que el Bono Contra el Hambre llegue a todos los bolivianos y que no se escatimen esfuerzos para que sea entregado hasta los lugares más lejanos.
“Quiero pedir que el bono llegue al último rincón del país, allá adonde los bancos no han llegado y donde los servicios para poder pagarlo no llegaron”, aseveró el Presidente, quien además solicitó al ministro de Economía, Marcelo Montenegro, que haga los esfuerzos necesarios para que los bolivianos y bolivianas reciban el bono para paliar el sufrimiento del hambre que se ha vivido en el país.
En su alocución, Arce aseveró que en su candidatura por la presidencia del país sugirió a las autoridades transitorias implementar medidas que ayuden a los bolivianos, y que en campaña nació la idea de generar un bono para paliar el efecto negativo de la disminución y la destrucción de la demanda interna, que es traducida en el consumo de la población y las inversiones que se hacen en el país para salir adelante y generar el crecimiento que todos en ese momento sentíamos la necesidad de tener.
El ministro Montenegro dijo que, además de las 206 sucursales del Banco Unión y las seis agencias Sariri en todo el territorio nacional, se pagará el bono en todas las sucursales rurales del sistema financiero del país y se solicitará el apoyo de billeteras móviles de entidades que puedan hacer el pago para llegar a todos los bolivianos que estén habilitados para el cobro.
“Creemos que estos 4.088.413 beneficiarios van a generar una demanda efectiva en la economía. Estos más de 4 mil millones de bolivianos van a ingresar a la economía nacional”, señaló Montenegro.

linkedin