Algunos sectores de la sociedad incluso piden la anulación de las recientes elecciones.

Periódico Bolivia

Debido a las convocatorias a cabildos, movilizaciones, concentraciones y otras protestas protagonizadas por grupos de ciudadanos que rechazan los resultados de las recientes elecciones, y sobre todo la demora en el cómputo, el Gobierno exigió al Tribunal Supremo Electoral (TSE) asumir su responsabilidad para despejar las dudas.

“El Gobierno exige al TSE asumir su responsabilidad para explicar el manejo del sistema, el procesamiento de datos y explicar cualquier duda que cualquier ciudadano tiene porque es su obligación”, indicó el viceministro de Seguridad Ciudadana, Wilson Santamaría.
La autoridad agregó que el Órgano Electoral cree que callando el Gobierno va a resolver su problema.

“Respetamos la independencia de órganos, entonces el Tribunal Supremo debe asumir las tareas que les corresponden”, manifestó.

Acciones de contención

Ante las expresiones de molestia e intransigencia de parte de los movilizados, Santamaría remarcó que se mantendrán las acciones de contención para evitar disturbios o enfrentamientos.

“Llamamos a la reflexión de la ciudadanía y que acuda al Órgano Electoral para salir de cualquier duda. Los tiempos en el conteo avanzan como corresponden de acuerdo al calendario y debemos esperar los resultados finales”, afirmó.

Líderes políticos, religiosos y de algunas plataformas pidieron a los movilizados deponer la actitud confrontacional y violenta, y presentar las pruebas, si es que las tienen, de un fraude electoral que dio la victoria al Movimiento Al Socialismo (MAS).

Por su parte, el coronel Enrique Terán, comandante de la Policía, dijo que la institución del orden está en alerta y resguarda las instituciones públicas en dicho departamento para evitar cualquier confrontación.

linkedin