El Gobierno consideró que las movilizaciones determinadas por la Central Obrera Boliviana (COB) y el Pacto de Unidad, no tendrán la contundencia que se anunció porque muchos sectores sociales descartaron su participación. (Foto: El País Tarija)

Bolivia Digital

En un cabildo en la ciudad de El Alto, la COB, Pacto de Unidad y sectores afines al Movimiento Al Socialismo determinaron ingresar a un paro indefinido para que el Tribunal Supremo Electoral (TSE) se retracte de su decisión de llevar adelante el 18 de octubre y no el 6 de septiembre.

El Gobierno consideró que las movilizaciones determinadas por la Central Obrera Boliviana (COB) y el Pacto de Unidad, no tendrán la contundencia que se anunció porque muchos sectores sociales descartaron su participación. Además están convocando al diálogo a los dirigentes para evitar poner en riesgo a la población.

El director de coordinación con movimientos sociales, Rafael Quispe, afirmó que ya está planificando un encuentro con los máximos representantes de los sectores sociales afines al Movimiento Al Socialismo (MAS).

“La gente y las organizaciones de base quieren dialogar y el Gobierno siempre va estar dispuesto al diálogo y desde ya creemos que ya estamos planificando el diálogo con muchos sectores”, anunció la autoridad.

La semana pasada, en un cabildo en la ciudad de El Alto, la COB, el Pacto de Unidad y sectores afines al MAS determinaron ingresar a un paro indefinido para que el Tribunal Supremo Electoral (TSE) se retracte de su decisión de llevar adelante el 18 de octubre y no el 6 de septiembre.

Los gremiales, transportistas del servicio público y pesado, artesanos, productores de coca de Los Yungas y fabriles, no acatarán las medidas de presión que se iniciarán desde el lunes 3 de agosto. Sus dirigentes argumentaron que sus afiliados no están en condiciones de paralizar sus actividades, ya que se vieron afectados por la pandemia.

Fines políticos

Quispe señaló que es una movilización con fines políticos que no tendrá la contundencia esperada, ya que muchos sectores sociales están conscientes del peligro de los contagios del coronavirus.

Asimismo, apuntó que si los primeros días de las movilizaciones anunciadas no llegue la contundencia esperada, los mismos sectores aceptarán la decisión optada por el TSE, pero si fueran contundentes entonces intentarán hacer prevalecer el mandato del cabildo.

“La gente en el campo está asustada porque ya está llegado el Covid-19 al campo, la gente que muere todos los días. En los lugares periféricos la gente está consciente del peligro que significa las movilizaciones en plena pandemia”, insistió Quispe.

El Órgano Electoral sostuvo una reunión con los dirigentes del Pacto de Unidad y la COB, donde les explicaron los argumentos para la postergación de las elecciones generales. Sin embargo, los afines al partido azul confirmaron que se movilizarán, aunque dejaron abierta la posibilidad de discutir con el TSE la fecha de la jornada de votación.

linkedin