Infografía: Bolivia

Bolivia

El Gobierno promulgó el Decreto Supremo 4424, que crea dos fideicomisos por un monto inicial de Bs 911 millones destinados a fomentar la producción de bienes e insumos nacionales a través de créditos productivos que permitan promover la sustitución de las importaciones.

La industria nacional (pequeños, medianos, grandes y microempresas) podrán acceder a créditos para capital de inversión y de trabajo a una tasa mínima del 0,5% y plazos de 3, 5 y 10 años.

El presidente Luis Arce Catacora, durante el acto de promulgación del DS 4424 realizado en la Casa Grande del Pueblo, dijo que ahora los productores bolivianos tienen el desafío de sustituir los productos importados tanto de bienes finales —con valor agregado o transformados— como de materias primas.

“Tomamos el desayuno y acompañamos muchas veces con una tasa de café, de un café instantáneo importado, con mantequilla o con dulce de leche importado, ése es nuestro lamentable consumo que tenemos en nuestro país y eso es precisamente los que nosotros queremos revertir”, manifestó el Jefe de Estado.

Agregó que un primer paso para promover la sustitución de las importaciones es mostrar el trabajo de los productores nacionales, por ejemplo en material de limpieza (champú, jaboncillos y otros), alimentos o prendas de vestir, que ya son elaborados en el país.

Otro elemento apuntado por Arce Catacora es “producir y consumir lo nuestro”, tomando en cuenta que esto genera empleos y mejora los ingresos de los productores bolivianos.

Créditos

El fideicomiso de Bs 911 millones tiene como entidad fideicomitente al Ministerio de Desarrollo Productivo y Economía Plural y como fiduciarias al Banco de Desarrollo Productivo (BDP) SAM por un monto de Bs 468,4 millones, y al Banco Unión SA por Bs 442,7 millones.

Los créditos serán canalizados a los sectores productivos a una tasa de interés anual mínima de 0,5%, con un plazo de 3 años para capital de operaciones, con 6 meses de gracia, y 5 a 10 años para capital de inversión con 1 año de gracia, según explicó el ministro de Economía y Finanzas Públicas, Marcelo Montenegro.

“No vamos a declinar en nuestra tarea de transformar el país en una economía productiva, y por ello celebramos el inicio de este gran impulso que necesitaba nuestra industria nacional, pero sobre todo los pequeños productores”, indicó la autoridad.

Agregó que el DS 4424 tiene el objetivo de reactivar y desarrollar la industria nacional y fomentar la producción de bienes e insumos con la sustitución de las importaciones, en condiciones altamente favorables para los productores.

Incentivo

El director del BDP SAM, Víctor Ramírez, señaló que el fondo de Bs 911 millones se constituye en un incentivo a las pequeñas empresas por la baja tasa de interés anual (0,5%) que históricamente es la más baja del sistema financiero nacional, porque les facilitará adquirir nueva maquinaria e insumos para mejorar su producción, como calzados, muebles de madera, de metal, alimentos, entre otros, que son de alta demanda de la población.

“No podemos dar más empleo a los extranjeros, sustituyamos la importación, ésa es la premisa que ha planteado el Presidente, y el BDP va a trabajar en esa línea, en sacar productos financieros para que el productor pequeño, mediano y gran empresario, pueda sustituir la importación por la producción nacional”, apuntó.

Agregó que en estos días el Directorio del BDP SAM trabajará en los nuevos servicios que ofrecerá para canalizar los créditos productivos.

Banco Unión y BDP canalizarán los créditos

Un fideicomiso es el acto mediante el cual el fideicomitente (el Estado) transmitirá recursos a los citados bancos para que actúen como fiduciarios (para que gestionen y administren los mismos), a objeto de cumplir con una finalidad que en este caso será la otorgación de créditos, cuyos beneficiarios serán quienes mantengan una actividad relacionada al sector productivo, informó el Ministerio de Desarrollo Productivo y Economía Plural.

De acuerdo con el decreto, los recursos de los fideicomisos autorizados provendrán de saldos disponibles de fideicomisos constituidos con recursos públicos, previstos en las Disposiciones Adicionales del citado decreto supremo, además de otras fuentes de recursos internos y/o externos.

Los fideicomisos administrados por el Banco de Desarrollo Productivo y Banco Unión atenderán las solicitudes de los consumidores financieros que requieran financiamiento orientado al sector productivo, que promuevan la sustitución de importaciones.

Los beneficiarios de los créditos productivos, otorgados por los fideicomisos, serán las personas naturales o jurídicas que cuenten con Número de Identificación Tributaria (NIT) activo, del Régimen Tributario Simplificado o Régimen General.

El Ministerio de Desarrollo Productivo y Economía Plural, en coordinación con el Ministerio de Economía y Finanzas Públicas, establecerán los sectores de los complejos productivos priorizados a ser beneficiados por los fideicomisos.

linkedin