El pasado 8 de junio se destruyó inicialmente una torre de comunicación en el sector de K’ara K’ara en Cochabamba. (Foto: Exito Noticias)

Bolivia Digital

La presidenta Jeanine Áñez advirtió que los ataques terroristas que se han registrado en las últimas semanas, en zonas que eran los bastiones del Movimiento Al Socialismo (MAS), son ordenadas por el expresidente Evo Morales que se encuentra asilado en Argentina desde la gestión pasada.

“Al margen de esos ataques terroristas, que se están rearticulando en el país bajo órdenes de Evo Morales desde Argentina, nosotros no lo vamos a permitir, porque la democracia, lo que hicimos todos los bolivianos por reencauzar nuestro sistema democrático, no lo vamos a poner en riesgo”, manifestó la Jefa de Estado, durante la entrega de equipamiento médico e ítems en Tarija.

En ese contexto, el ministro de Defensa Luis Fernando López coincidió con la Jefa de Estado y lamentó que grupos afines al MAS hayan propiciado esas acciones irregulares e instó a evitar más caos entre la población.

“Voltear y quemar antenas, bloquear ciudades sin ningún motivo, pedir renuncias de alcaldes por todo lado, generar caos, no ayuda a que nosotros podamos salvar vidas”, cuestionó la autoridad.

Actos violentos

El pasado 8 de junio se destruyó inicialmente una torre de comunicación en el sector de K’ara K’ara en Cochabamba. Mientas que el lunes quemaron al menos cuatro antenas de empresas telefónicas en los municipios de Yapacaní y San Julián del departamento de Santa Cruz.

Tras ese hecho, la Policía incrementó el número de funcionarios en la estación policial de Yapacaní pero esa presenció molestó a los pobladores que salieron armados con piedras y palos a rondar por la plaza principal del municipio como una forma de amedrentamiento contra los uniformados.

Incluso intentaron saquear y quemar las instalaciones policiales, pero los vecinos salieron a defender a los uniformados y rechazaron los actos violentos protagonizados por grupos afines al partido azul.

Además, el 11 de junio un equipo de prensa de la Red Unitel y una corresponsal del periódico El Deber fueron agredidos por una turba de manifestantes en Entre Ríos, Cochabamba, e incluso los amenazaron con quemarlos vivos.

“No es posible que en un momento de tanta desgracia estén ocasionando casos de terrorismo como lo que ha sucedido (con las) torres de comunicación y como con el secuestró de periodistas para amenazarlos de muerte, eso es ser canalla en un momento tan sensible como el que vivimos”, agregó Áñez.

Investigación

Horas más antes, el viceministro de Seguridad Ciudadana, Wilson Santamaría adelantó que el Ministerio Público de Cochabamba inició las investigaciones respectivas para identificar a los responsables de la quema de las antenas y las agresiones contra los efectivos del orden.

Además, develó que dos personas fueron aprehendidas en las últimas horas, que presuntamente participaron de los actos violentos en el municipio de Yapacaní. Advirtió que la fiscalía continuará con las investigaciones hasta dar con todos los responsables.

“La fiscalía ha informado que existe un par de aprehendidos producto de estas acciones terroristas, las investigaciones continúan en Ichilo y las otras regiones. No vamos a permitir que estos actos continúen en el país”, precisó la autoridad.

Finalmente anunció que están ajustando los planes de operación para garantizar el libre tránsito, la convivencia pacífica, la protección de las instalaciones públicas.

linkedin