Julien Benhamil-Casanova tenía la promesa de un contrato de un año y jugar la Copa Libertadores, pero los dirigentes de San José de Oruro no lograron habilitarlo ante la Conmebol. (Foto: Medio Tiempo – México)

La Paz / AFP

El futbolista francés Julien Benhamil-Casanova está varado en Bolivia, debido a que el club San José que lo trajo no lo pudo inscribir en el torneo local, que además fue suspendido a causa del coronavirus, contó este viernes el deportista a la AFP.

«Está mal, porque estoy solo, completamente solo, y San José no me dice nada, no me contesta, no me ayuda, ni nada», señaló el volante de 23 años, quien llegó al país en enero para enrolarse al club de Oruro.

Nacido en Nantes el 25 de octubre de 1996, Benhamil-Casanova tenía la promesa de un contrato de un año. Llegó para el partido de Copa Libertadores del club en enero ante el paraguayo Guaraní, pero los dirigentes no lograron habilitarlo ante la Conmebol.

Relató que luego le prometieron habilitarlo para el torneo nacional, pero tampoco pudieron hacerlo y el libro de pases fue cerrado por la Federación Boliviana de Fútbol (FBF). En sus antecedentes figura que militó en el AS Furiani-Agliani, de la quinta división del fútbol francés.

«La situación está mal, pero es más importante ahora la salud de mi familia», dijo el jugador, quien luego reveló que retornará este sábado a su país y luego irá a la ciudad donde residen sus padres, Bastia (en la isla de Córcega).

«Yo quiero estar con mi familia, es lógico», expresó.

De Bolivia salen este sábado en avión 138 franceses y otros 212 europeos, informó a la AFP el embajador de Francia en La Paz, Denis Gaillard, quien confirmó que en este grupo irá el futbolista.

Benhamil-Casanova pudo salir de Oruro antes de que comenzara una cuarentena hace dos semanas por la pandemia y se instaló en un hotel de La Paz, pero lamentó que los dirigentes de San José no asumieran estos gastos y tampoco los salarios mensuales comprometidos.

«¿El club San José le debe dinero?», le consultó la AFP y él respondió: «Obvio, no paga nada». Anteriormente había dicho que su representante estudiaba presentar una denuncia ante la FIFA contra la institución deportiva boliviana.

San José, que marcha en la séptima posición entre 14 clubes en el suspendido torneo doméstico, está sumido en una fuerte crisis financiera e institucional.

El San José fichó al mediocampista europeo, pero ya no lo pudo inscribir en el torneo local, debido a que fue suspendido a causa del coronavirus. (Foto: Vives Futbol)
linkedin