Guido A. E., en dependencias de la FELCC. Foto: APG

Redacción Central / Bolivia

La tarde del viernes, el Juzgado Quinto Anticorrupción y Violencia contra la Mujer determinó la detención preventiva de Guido A. E., imputado por la violación y el feminicidio de Melvi H. (23), en el penal de máxima seguridad de Chonchocoro, por el lapso de seis meses.

Durante la audiencia cautelar, el Ministerio Público demostró con pruebas e indicios que el imputado es con probabilidad el autor de la vejación y posterior crimen de la joven.

Melvi fue victimada la noche del lunes al interior de una carnicería, ubicada en la zona de Pampahasi, y dejó en la orfandad a un niño de cuatro años.

El imputado aseguró en todo momento que Melvi murió por una hemorragia a causa de un aborto mal practicado; sin embargo, las pericias desvelaron que la mujer fue agredida sexualmente momentos antes.

La noche del jueves, vecinos de Pampahasi instalaron una vigilia en la zona en demanda de justicia y exigieron que los tres negocios de Guido A. E., sean clausurados.

DATOS DE LA FISCALÍA

Por otra parte, la directora de la Fiscalía Especializada de Delitos contra la Vida y Personas, Nuria Gonzales, informó que del 1 de enero a la fecha ya suman 95 los feminicidios en Bolivia, mientras que los infanticidio alcanzaron a 45 casos.

En el departamento de La Paz se cometieron 37 crímenes contra mujeres, 15 en Santa Cruz, 12 en Cochabamba, 12 en Oruro, seis en Beni, cinco en Potosí, cuatro en Chuquisaca, dos en Pando y otros dos en Tarija.

Con relación a los 45 casos de infanticidio, la mayor cantidad también se registra en La Paz con 14, en Cochabamba se reportaron ocho, en Santa Cruz ocho, otros ocho en Oruro, cinco en Potosí, uno en Beni y también uno en Chuquisaca.

30 de los 95 feminicidios se registraron antes de la cuarentena, 53 durante el periodo de confinamiento y una vez que se levantaron las restricciones hubo 12 casos.

linkedin