Cientos de personas a diario tramitan sus cédulas de identidad.

Redacción Digital

Si bien hasta la fecha en la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC) no se tiene una denuncia verbal ni escriba sobre la venta de ubicaciones en las filas que se forman a diario en inmediaciones del Servicio General de Identificación Personal (SEGIP), los uniformados realizan constantes controles presenciales en dichas oficinas y también patrullajes en redes sociales.

“A pesar que no hay una denuncia verbal ni escrita, de oficio trabajamos para determinar si se están realizando esos hechos o no, puesto que está prohibido vender puestos o lugares, peor en esta época de pandemia por el coronavirus”, aseguró el coronel Juan Luis Cuevas, director de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC) de La Paz.

Según denuncias que hicieron varios ciudadanos a este medio de comunicación, desde horas de la madrugada, e incluso día antes, familias completas acuden a inmediaciones del SEGIP para hacer fila y vender las ubicaciones.

Los precios oscilan entre 50, 70 y 100 bolivianos, dependiendo del lugar.

Se evidenció además que hay niños que pasan la noche en las filas por órdenes de sus padres y de igual manera, se comprobó
que en redes sociales se oferta a diario estas ubicaciones.

«Mediante la División Cibercrimen hacemos constantes patrullajes en internet para dar con los ofertantes y con el personal del Departamento de Análisis Criminal e Inteligencia (DACI) reforzamos los patrullajes en las filas. Hasta ahora hemos tenido buenos resultados porque con nuestra presencia prevenimos que se sigan cometiendo estos ilícitos. Los que hagan estas ventas serán llevados a la justicia”, enfatizó.

linkedin