Foto: DW

Bolivia Digital

José Mujica de 85 años deja la política. La pandemia de coronavirus precipitó la decisión del exmandatario que padece una enfermedad autoinmune. «Esta situación me obliga, con mucho pesar por mi honda vocación política, a solicitar que gestione mi renuncia a la banca que me otorgó la ciudadanía», escribió Mujica, expresidente de Uruguay, en una carta leída este martes en sesión extraordinaria del Senado.

El expresidente de Uruguay formalizó este martes una renuncia a su escaño como senador “echado por la pandemia” y en contra de sus deseos. En su discursó declaró los principios y ética que rigieron su vida política. «El odio es fuego como el amor, pero el amor es creador y el odio nos destruye. Yo tengo mi buena cantidad de defectos, soy pasional, pero en mi jardín hace décadas que no cultivo el odio, porque aprendí una dura lección que me impuso la vida, que el odio termina estupidizando, nos hace perder objetividad”, indicó.

Mujica dejó un mensaje claro que acompaña a su renuncia: «triunfar en la vida no es ganar, es levantarse y volver a empezar cada vez que uno cae».

El expresidente fue líder de los marxistas Tupararos, principal grupo guerrillero de su país, pasó 13 años en prisión bajo la dictadura militar en Uruguay, entre 1973 a 1985. Luego se dedicó sus esfuerzos a restaurar la democracia.

En noviembre de 2009 fue elegido presidente, obteniendo el 53% de los votos. «Encerrado, casi me vuelvo loco», dijo en aquella ocasión. «Ahora soy prisionero de mi propia libertad para pensar y decidir como quiera. Cultivo esa libertad y lucho por ella. Puedo cometer errores, algunos enormes, pero una de mis pocas virtudes es que digo lo que pienso».

linkedin