La población paceña acata las medidas de bioseguridad. (Foto: Carlos Barrios)

Angela Marquez / Bolivia

El barbijo o cubrebocas no solo previene la transmisión del COVID-19, sino que su uso es necesario para evitar el contagio de otras 15 enfermedades respiratorias, como los resfríos estacionarios, la H1N1, tuberculosis, bronquitis y neumonías.

El neumólogo broncoscopista del Hospital Municipal La Portada, Rodolfo Fuertes, mencionó que también se previene las infecciones por estafilococos, faringitis, laringitis, influenzas de tipo A, B y C y el grupo de enfermedades que constituyen las Infecciones Respiratorias Agudas (IRA), por citar algunos.

“Hemos conocido el barbijo por la prevención del COVID, sin embargo, tenemos otras enfermedades infectocontagiosas, influenzas o enfermedades bacterianas que también nos va a ayudar a prevenir”, sostuvo Fuertes.

En las últimas semanas se pudo evidenciar a varias personas que no utilizaba el barbijo o lo usaba de manera incorrecta, lo cual es un factor muy importante para prevenir el aumento de casos de coronavirus y por ende el rebrote de la enfermedad que afectó en gran manera en los meses de junio, julio y agosto.

El también responsable del servicio de internaciones de pacientes con COVID-19 explicó que se trata de bacterias que con el uso correcto del barbijo se pueden prevenir.

 “Los habitantes de las ciudades que respiramos el aire contaminado a diario desarrollamos lo que es la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC). A la larga, alguna de estas enfermedades podría llevarnos a tener un enfisema pulmonar”, explica Fuertes.

El galeno es uno de los 24 profesionales que elaboró la ‘Guía de manejo y tratamiento de pacientes COVID-19, en la altura del Hospital Centinela La Portada’.

A la lista de enfermedades se suma la sinusitis, infecciones en los senos nasales, traqueobronquitis, la enfermedad del pulmón negro o antracosis (por exceso de polvo o mineral de carbón).

El cubre bocas también trae otros beneficios preventivos como el no inhalar sustancias tóxicas como pinturas acrílicas para uñas, biomasa natural o residual y el humo del cigarrillo (antracosis).

Incluso ayuda a no respirar de manera directa la emisión de los gases de los motorizados que es dañino para la salud, según un estudio de Incidencia y Caracterización del Departamento de Neumología del Instituto Nacional del Tórax que diagnosticó a 234 pacientes con cáncer pulmonar, del 2015 a 2018, debido a la contaminación vehicular.

linkedin