El salar de Uyuni, Potosí, uno de los principales atractivos naturales de Bolivia. (Foto: RRSS)

Franz Acarapi / Bolivia Digital

El Gobierno y las empresas elaboran los protocolos de bioseguridad para la reanudación de actividades del turismo, que es uno de los sectores económicos más golpeados por la presencia de la pandemia del coronavirus en Bolivia, informó este domingo el ministro de Desarrollo Productivo y Economía Plural, Óscar Ortiz.

La autoridad dijo que el Viceministerio de Turismo pasó a depender de la cartera a su cargo, teniendo en cuenta que antes pertenecía al ex Ministerio de Culturas, el cual fue fusionado por disposición de la presidenta Jeanine Áñez junto a los ministerios de Deportes y de Comunicación.

A decir de Ortiz, la determinación de que la cartera de Turismo pase al Ministerio de Desarrollo Productivo fue una noticia bien recibida por las empresas operadoras, agencias de viajes y hotelería.

“Voy recibiendo llamadas tanto del área de hotelería, las agencias de viajes, operadores de turismo, que están muy contentos que por fin se los reconozca como una actividad económica productiva que además está llamada a convertirse en uno de los pilares de la economía nacional”, destacó Ortiz en entrevista con la estatal Bolivia TV.

Según los datos oficiales, la industria del turismo en Bolivia mueve aproximadamente $us 1.200 millones por año y genera cerca de 80 mil fuentes de empleo directos y unos 500 mil indirectos.

Ortiz mencionó que en este momento aún existen restricciones que impiden al turismo volver a sus actividades, tomando en cuenta que todavía no se permiten con normalidad vuelos tanto nacionales como internacionales, además de que los países continúan con el cierre de sus fronteras como el caso boliviano.

“Tenemos que trabajar durante toda esta semana venidera en desarrollar todos los protocolos de bioseguridad para que podamos ir posibilitando un mayor restablecimiento de la actividad económica en el área del turismo”, aseveró.

Agregó que para reactivar el sector se deben seguir las recomendaciones de las autoridades sanitarias con la finalidad de evitar la propagación de los contagios de coronavirus.

Hasta 2018, la industria del turismo receptivo en Bolivia se mantuvo en constante crecimiento con una afluencia que había aumentado en 3% y un ingreso económico promedio de $us 611 millones por año en favor del país desde 2009, indican los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE).

El gasto anual que realizaron los turistas extranjeros en el país pasó de $us 396 millones a $us 815 millones en el período 2009-2018.

El 7 de mayo, la Organización Mundial del Turismo (OMT) advirtió que el flujo de turistas en el mundo podría caer en 2020 entre un 60% y un 80% a causa de la pandemia y que solo en el primer trimestre del año, se redujo en un 22% a nivel global, mientras que en América cayó en 15,2%.

linkedin