El Gobierno pidió a la Fiscalía actuar de oficio y procesar por atentado contra la salud a los promotores de las marchas. (Foto: ABI)

Bolivia Digital

El ministro de la Presidencia, Yerko Núñez, responsabilizó a los dirigentes del Movimiento Al Socialismo (MAS) — quienes convocaron a una masiva marcha exigiendo mantener el 6 de septiembre como fecha para las elecciones — de lo que ocurra con la salud participantes y el posible incremento de los contagios luego de la concentración de personas en plena pandemia por el coronavirus (COVID-19).

“La responsabilidad sobre lo que ocurra con las personas que participaron así como los contagios que deriven de estas concentraciones masivas recaerá sobre los dirigentes que la convocaron. Lamentamos que la dirigencia del MAS se equivoque y tenga una lectura de la realidad, lo que menos quiere la ciudadanía es hablar de elecciones, los bolivianos queremos mejorar la salud”, aseveró la autoridad.

Este martes se registró una masiva concentración de personas convocadas por la Central Obrera Boliviana (COB) y sectores afines al MAS para exigir que la fecha de los comicios sea el 6 de septiembre y no el 18 de octubre como anunció el Tribunal Supremo Electoral (TSE).

Núñez afirmó que la marcha “no tiene sentido” porque buscaba revertir la decisión del Órgano Electoral sobre las elecciones generales, tuición que no le compete al Ejecutivo. Además manifestó que la convocatoria no era la que el MAS esperaba y aseguró que tuvieron que “traer” gente de otras regiones.

“Son acciones carentes de todo gesto de humanidad y amor al prójimo. Queda claro que la gente prefiere quedarse en casa y no dejar que la manipulen y pongan en riesgo su vida”, sostuvo.

El ministro instó a dejar la política de lado y colaborar en la lucha contra la pandemia cumpliendo con las medidas de bioseguridad como el distanciamiento social, lavado de manos y uso del barbijo.

linkedin