Los uniformados de diversos rangos pidieron en aquella ocasión la renuncia de Evo Morales, arrancaron la wiphala de sus uniformes e incluso alentaron los enfrentamientos.

Bolivia Digital

La mañana de este lunes, el viceministro de Descoloniza­ción y Despatriarcalización, Pelagio Condori, presentó ante la Fiscalía de la Policía una denuncia contra 26 efectivos que a finales de 2019 incita­ron a un motín, arrancaron la wiphala de sus uniformes e in­cluso lanzaron insultos racis­tas, entre otros actos que con­ntradicen la Constitución.

La autoridad recordó que, en el marco de la Ley 101 del Ré­gimen Disciplinario de la Poli­cía Boliviana, se trata de faltas disciplinarias cometidas por los funcionarios policiales “duran­te el golpe de Estado de 2019”.

“Ese año, toda la población fue testigo de la participación activa de los funcionarios poli­ciales en los conflictos sociales, rompiendo el orden constitucio­nal, arriesgando la paz y la se­guridad interna del país”, indi­có en conferencia de prensa.

Los 26 policías acusados son de diferentes rangos y serán los fiscales policiales, si aceptan la denuncia, quienes los convo­quen a declarar para establecer el grado de participación en el motín y otros actos que altera­ron la convivencia pacífica.

ALGUNOS HECHOS

 Según un video presentado por Condori y que servirá como evidencia ante las instancias co­rrespondientes, se observa cómo en aquellos días varios unifor­mados declaran el golpe de Esta­do contra el gobierno de Evo Mo­rales, incitan a sus camaradas a apoyarlos y desafían a los mili­tantes del Movimiento Al Socia­lismo (MAS) a enfrentarse.

“Nos sumamos (los policías) al pedido del pueblo boliviano de sugerir al señor presiden­te Evo Morales que presente su renuncia para pacificar al pueblo de Bolivia”, fueron las declaraciones del entonces co­mandante de la Policía, gene­ral Vladimir Calderón.

El excomandante de la Poli­cía cruceña coronel Miguel Mer­cado expresó su orgullo en 2019 porque sus “camaradas” quita­ron la wiphala de los uniformes al considerar que ese símbolo sólo dividía a los bolivianos entre ricos y pobres, a pesar de que “Bolivia es una sola”.

El coronel Jaime Zurita, exco­mandante de la Policía de Cocha­bamba, pidió esos días a los boli­vianos que eviten que los adeptos al Movimiento Al Socialismo (MAS) ingresen a la ciudad.

“No es un pequeño grupo, sino toda la Policía que se ha amotinado contra el dictador”, dijo un uniformado en Cocha­bamba, mientras que otro ase­guró que la institución del or­den no daría ni un paso atrás.

“Somos República, esto no va más (Estado Plurinacional)”, manifestó otro policía.

PROHIBICIONES

“Por eso hacemos la denuncia de acuerdo a la Ley 101. Vamos a presentar denuncias en contra de 26 policías adjuntando prue­bas fehacientes consistentes en fotografías, videos que clara­mente denotan que estas per­sonas han cometido faltas disci­plinarias”, aseguró Condori.

Según la norma, se prohíbe a los policías formular peticio­nes colectivas verbales o escritas que estén al margen de la ley y que sean contrarias al régimen interno, que alteren la discipli­na establecida, hacer pública os­tentación de la militancia políti­ca haciendo proselitismo en las unidades, estando en servicio ac­tivo, y el hecho se agrava cuando se viste uniforme.

Se prohíbe fomentar la orga­nización o formar parte de logias u organizaciones que atenten contra los intereses de la insti­tución y la sociedad, incurrir en actos públicos deshonrando los símbolos nacionales, la institu­ción o el uniforme policial. No se puede instigar o liderar motines, huelgas, suspensión o interrup­ción del servicio como actos de protestas o medias de presión, la agresión física por motivos racis­tas o discriminatorios.

“Las denuncias son única­mente contra 26 funcionarios policiales que vulneraron la Ley 101. No estamos en contra de la institución policial, que merece respeto. Nunca más se permiti­rá la deshonra de los símbolos patrios”, afirmó la autoridad.

linkedin