Billetes en el corte de Bs 50 en actual vigencia. (Foto: Archivo)

Bolivia Digital

El Banco Central de Bolivia (BCB) atendió solicitudes de retiro en efectivo de las entidades de intermediación financiera por un valor de Bs 7.193 millones de enero a mayo de este año, monto mayor al registrado en similar periodo de 2019 cuando la emisión alcanzó a Bs 5.591 millones.

El ente emisor ejerce en forma exclusiva e indelegable la función de emitir la unidad monetaria en Bolivia en forma de billetes y monedas metálicas que se constituyen en medios de pago de curso legal en todo el territorio nacional.

“En el período enero – mayo 2020, el Banco Central de Bolivia atendió solicitudes de retiro de efectivo de las entidades de intermediación financiera por un valor de 7.193 millones de bolivianos, de ese total 7.167 (millones de bolivianos) corresponden a billetes, 94 millones de piezas, y el resto a monedas”, explicó el presidente a.i. del BCB, Guillermo Aponte, durante la Audiencia Pública de Rendición de Cuentas Inicial 2020, que se realizó el lunes mediante la plataforma virtual.

El ejecutivo del BCB también garantizó la atención de requerimiento de dólares estadounidenses del sector financiero, en el marco de apoyo a la política cambiara vigente en el país.

De acuerdo a Aponte, el ente emisor se compromete a continuar con la distribución adecuada de billetes y monedas en todas las entidades financieras, además de difundir a la población las medidas de seguridad correspondientes, profundizar el conocimiento sobre las ventajas del uso de instrumentos electrónicos de pago mediante la educación financiera.

Indicó que el BCB promueve el uso de los pagos electrónicos en el país con la finalidad de proteger la salud de las personas en la actual coyuntura de emergencia sanitaria que vive Bolivia a causa de la pandemia del coronavirus (COVID-19).

“Se amplió el acceso a los pagos electrónicos, principalmente en poblaciones alejadas del país a través del módulo de liquidación diferida; se actualizaron los requerimientos operativos mínimos de seguridad viabilizando las transacciones sin contacto; se actualizó el reglamento del módulo de liquidación diferida y el procedimiento de no objeción a nuevos servicios e instrumentos electrónicos de pago”, apuntó.

En ese marco, el presidente del ente emisor sostuvo que el BCB seguirá aplicando medidas de política monetaria que permitan estabilizar las Reservas Internacionales Netas (RIN), aumentar los depósitos en el sistema financiero y sostener su liquidez.

“En esta gestión, el Banco Central de Bolivia se compromete a continuar aplicando las políticas económicas adecuadas y oportunas que se han anunciado para contrarrestar los efectos adversos del coronavirus, preservar la estabilidad macroeconómica del país y contribuir al desarrollo económico y social”, destacó el ejecutivo.

linkedin